La Paz. El gobierno de Bolivia invertirá US$153.19 millones para la construcción de ocho aeropuertos con el fin de integrar las regiones y coadyuvar al desarrollo de las áreas donde se ubiquen. El aeropuerto internacional de Uyuni se inaugurará el próximo mes.

Así lo señalan los datos de la proyección de gestión de financiamiento y ejecución del programa aeropuertos priorizados del ministerio de Obras Públicas Servicios y Vivienda (Mopsv). La inversión para los ocho nuevos aeródromos no incluyen al aeropuerto de Uyuni (Potosí), pues su entrega oficial está programada para el mes de junio.

La construcción de los aeropuertos internacionales de Oruro, Chimoré (Cochabamba), Alcantarí (Chuquisaca), Cobija (Pando); las obras de los aeropuertos de Copacabana (La Paz), Rurrenabaque (Beni), San Ignacio (Santa Cruz), así como el estudio para los campos de aviación de Camiri y Monteagudo tienen “un costo estimado de US$153.19 millones”, señalan los datos.

Según el viceministro de Transportes, Edwin Marañón, “el gobierno busca que cada departamento cuente con un aeropuerto internacional” para ampliar la “integración” de esas regiones al país y estimule “el desarrollo” de los lugares donde se levantarán estas obras.

Según la proyección del Mopsv, la construcción de los aeródromos de Chimoré, Alcantarí, Cobija, Copacabana y Rurrenabaque se iniciará este año. Las obras del aeropuerto de San Ignacio, los estudios para Camiri y Monteagudo y la entrega de la pista de Oruro se efectivizarán en la siguiente gestión.

“La integración del país por cualquier medio de comunicación —llámese: aeropuerto, carretera, férrea o fluvial— significa desarrollo”, manifestó el viceministro Marañon.

Transporte. El 2 de mayo, el ministro de Obras Públicas, Wálter Delgadillo, explicó que la modernización de la logística aeroportuaria y la ampliación de la infraestructura, entre otros, acompañaron al crecimiento del tráfico nacional aéreo de pasajeros.

El informe beneficios económicos del transporte aéreo en Bolivia muestra que el transporte aéreo nacional de pasajeros creció en promedio en 15% en los últimos cinco años. En contraposición, entre el 2001 y el 2005 el aumento promedio de esta actividad fue inferior al 4%.

Delgadillo explicó que este crecimiento se debe a la mejora de la economía, la democratización del servicio y la inyección de “fuertes capitales”, principalmente estatales, en el sector, a través de la empresa estatal Boliviana de Aviación (BoA).

Según Marañón, el crecimiento de la producción nacional de diversos rubros y su exportación, así como el turismo son parte de las razones para el crecimiento de la infraestructura aeroportuaria.

En 2010, el crecimiento del transporte nacional aéreo de carga fue del 10% y a nivel internacional del 20%; en la gestión 2009, en cambió, se observó una reducción importante en ambos servicios, según señala el informe.