La Paz.
El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Wálter Delgadillo, admitió que el país atraviesa por una crisis en la provisión de cemento y anunció que el gobierno prepara un plan que incluye la importación de insumos, un control en la comercialización y la agilización de la Empresa de Cemento de Bolivia (Ecebol).

El secretario general de la Confederación Sindical de Trabajadores de la Construcción, Jesús Acosta, aseguró que “200 mil trabajadores del sector de la construcción están sin una fuente de trabajo por la suspensión de obras de construcción grandes y pequeñas debido a la falta de cemento”.

“Este problema de la crisis del cemento tiene tres dimensiones: una estructural, una coyuntural y una estacional”, explicó Delgadillo.

El problema estructural se debe a la existencia de un desfase entre la oferta y la demanda. “Está creciendo excesivamente la construcción, pero la demanda y la capacidad de oferta de las empresas cementeras se ha visto estancada”, manifestó. La construcción, dijo, ha tenido un ritmo de crecimiento permanente. De enero a julio de 2008 el sector creció en 8,2%; en 2009, 7,6%; y en esta gestión 10%.

El aspecto estacional se relaciona con la alta demanda del producto en los meses de septiembre y octubre, al ser meses “secos”. La actividad de la construcción “se dispara y está consumiendo cada vez más cemento en este tiempo, (situación que) en algunos lugares ha sido más notable”, afirmó Delgadillo.

De enero a julio de 2008 la construcción creció en 8,2%; en 2009, 7,6%; y este año 10%.

La capacidad máxima de producción de la industria cementera en el país es de 2,9 millones de toneladas (t) al año y la capacidad promedio de consumo del mercado interno oscila en 2,6 millones de toneladas, agregó.

La Cámara Departamental de Industrias de La Paz, de su parte, denunció “insuficiencia” de provisión de gas a las industrias asentadas en el departamento, principalmente con la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce).

“A pesar que el comité (conformado por los industriales y el Gobierno) anticipó el comportamiento de la demanda de gas de todos los usuarios (...) no se le está suministrando (a Soboce) los volúmenes que en la comisión se le habían asignado, lo que le impide utilizar la totalidad de su capacidad instalada”, señala.

Este miércoles, el presidente de la Federación de Trabajadores de la Construcción de Santa Cruz, Edilberto Egüez, advirtió sobre despidos masivos en el sector a causa de la escasez de cemento y luego exigió al gobierno importar este producto de cualquier lugar para evitar un golpe duro a la economía del país. “Sabemos que el importar cemento es una solución parche, pero de todas formas en unos dos meses hay que paliar la necesidad. No importa de dónde venga, Argentina o Brasil”, dijo el dirigente.

Según Delgadillo, otro de los problemas en la escasez del cemento en el mercado interno es “la especulación en la venta” de este material.

Medidas. Como “solución coyuntural” para evitar la especulación de este producto, se supervisará la comercialización del cemento a nivel nacional. “Trabajaremos con todo el instrumento que nos determina la ley y con toda la fuerza que nos permite la norma”, indicó la autoridad.

Por su parte, el director de Insumos Bolivia, Óscar Sandy, adelantó que para efectuar este control se coordinará con los representantes del sector de los trabajadores de la construcción, los mismos que darán a conocer los posibles lugares donde se estaría ocultando o especulando el cemento.

Además, Delgadillo indicó que se conformará una comisión ministerial, presidida por el ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, que trabajará en soluciones a mediano plazo como la importación de clinker (insumo del cemento) y materiales de construcción. “En principio, la idea es importar insumos, eso supone que trabajaremos en el tema del clinker, por ejemplo, para aprovisionar a las empresas que fabrican cemento”, subrayó. La solución estructural al tema de la escasez de cemento a largo plazo, agregó, pasa por acelerar los trabajos para la creación de la Empresa de Cementos de Bolivia (Ecebol).

La Autoridad de Fiscalización y Control Social de Empresas (AEMP) sancionó a Soboce con Bs 400.000 por haber infringido el Código de Comercio con la firma de un convenio de exclusividad que le permitió “beneficiarse” durante su gestión en Fancesa.

Un acuerdo firmado entre la Universidad Mayor San Francisco Xavier (Umsfx) y la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce) establecía que el grupo cementero asumía el derecho de administrar Fancesa por siete años con la facultad de designar a sus directores.

”Luego de la respectiva investigación y de haber accedido a información complementaria, hemos detectado dos infracciones (en la suscripción del convenio) y por tanto Soboce es pasible a una sanción de 400 mil bolivianos”, informó el director de la AEMP, Óscar Cámara.

La Resolución Administrativa 116/2010 de la AEMP impone la máxima multa económica a Soboce porque el convenio infringe los artículos 29-4) y 269-2) del Código de Comercio.

"Soboce deberá pagar la multa aunque ya no forme parte de Fancesa debido a que, al ser accionista, se benefició del ‘convenio de exclusividad’ que le permitió administrar y retener cierto porcentaje de las ganancias de dicha empresa”, manifestó Cámara.

Firma pagará y apelará fallo. Soboce aseguró el viernes que, aunque no transgredió el Código de Comercio en la firma de un convenio con la Universidad Mayor de San Francisco Xavier (Umsfx), pagará la multa de Bs 400.000 impuesta por la AEMP y apelará el fallo.

Soboce informó que, aunque “pagará la multa y recurrirá ante la autoridad competente, no está de acuerdo con la resolución de la AEMP. Esperamos que esta resolución no exprese uno más de los embates que injustamente estamos sufriendo como industria nacional”. El 1 de septiembre, el gobierno expropió 33,34% de las acciones de Soboce en la Fábrica Nacional de Cemento (Fancesa).

Según la AEMP, Soboce habría infringido los artículos 29-4) y 269-2) del Código de Comercio. La primera denuncia hace referencia a que el convenio suscrito entre Soboce y la UMSFX “no fue registrado” en Fundempresa. Soboce asegura que “legalmente, los convenios de accionistas no están comprendidos en la previsión del artículo (para ser registrados)”.

La segunda acusación dice que los “socios minoritarios (de Fancesa) no tuvieron los mismos derechos que los mayoritarios en la gestión de la empresa”. Soboce señala que sus socios ejercieron “plenamente su derecho a integrar los órganos de administración de Fancesa”.