La Paz. Luego de que la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo de Bolivia (Anapo) advirtiera que este año habrá déficit para cubrir la demanda de maíz en ese país, el gobierno aprobó un incrementó de US$30,2 millones (Bs$212,18 millones) en los recursos para la importación del grano.

El Decreto Supremo 0810, aprobado el 2 de marzo del 2011, asigna Bs$212,18 millones ( US$30,2 millones) adicionales para la compra, importación y comercialización de maíz duro amarillo y de sorgo en grano.

El 25 de febrero, el presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Demetrio Pérez, advirtió que este año se producirán unas 360 mil toneladas (t) de maíz, siendo que la demanda nacional supera las 770 mil.

La asignación de recursos para la compra de maíz es la segunda que realiza el gobierno. El Decreto 0736 del 9 de diciembre del 2010 estableció “un presupuesto único” de Bs$112,8 millones (US$16,2 millones) para la internación del producto y abastecimiento al mercado interno.

En meses anteriores, la escasez de este producto provocó la suspensión de operaciones de pequeñas empresas avícolas y el incremento en el precio de la carne de pollo.

El 28 de febrero, el director de Insumos Bolivia, Óscar Sandy, anunció la compra de 37.500 toneladas del grano a un precio internacional de Bs$142 (US$20,11) el quintal. El producto se comercializó entre los sectores avícola y lechero a Bs$90 (US$12,7).