La Paz. La información la hizo conocer este lunes el viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez, quien dijo que se podría aplicar el principio de “la garantía moral” para otorgar los créditos a los productores bolivianos, como se lo hace en el Brasil.

“Una experiencia que hemos tenido con la llegada de los brasileños es la garantía moral, o sea, a quienes se prestan y no devuelven (el crédito) no se les presta nunca más (...) estamos viendo esta posibilidad”, precisó.

El presidente Evo Morales propuso el 23 de abril en la localidad de Tacobamba (Potosí) la utilización de US$2.000 millones de las reservas en los sectores de producción e industria, luego de un debate nacional y que la Asamblea Legislativa Plurinacional tramite su aprobación mediante una ley.

Vásquez mencionó que parte del dinero será destinado a los pequeños productores mediante créditos, con el objetivo de aumentar la producción para garantizar los alimentos en el mercado interno.

Experiencia. El viceministro de Desarrollo Rural resaltó la experiencia que se tiene actualmente en la otorgación de créditos a los pequeños productores ya que, según dijo, la mayor parte de ellos fueron devueltos. “La mora es mínima”, afirmó.

“Vamos a implementar algunos mecanismos de seguridad (para) facilitar al productor para que en esa medida puedan asumir estos riesgos para (que puedan) devolver el crédito”, argumentó el funcionario.

A decir de Vásquez, el tema debe ser trabajado en cuanto al monto que se utilizará para este programa, la modalidad de crédito, la garantía y el tiempo de devolución. “Las experiencias que tenemos con los pequeños productores van a permitir garantizar la devolución en el uso de los recursos”, precisó.

Morales dijo que la propuesta ya fue adelantada a su gabinete, a los jefes de bancada, alcaldes, concejales de su partido y ejecutivos de los productores de coca del Chapare de Cochabamba.

El viceministro también manifestó que su despacho no tiene ningún problema en gastar los recursos de las RIN para aumentar la producción, para lo cual se está trabajando en planes y proyectos productivos.

Finalmente, Vásquez recordó que hasta el momento el Gobierno dispuso US$19,5 millones para el sector cañero y US$10 millones para los productores de quinua, papa, hortalizas, fruticultores y ganado camélido.

No hay planes ni proyectos. El analista económico Gonzalo Chávez manifestó que la propuesta de hacer uso de US$2.000 millones para producción e industrialización es interesante, pero, sin un plan de desarrollo, proyectos concretos y una amplia participación de productores, el tema puede complicarse.

El Ejecutivo socializará la propuesta del Presidente El ministro de Comunicación, Iván Canelas, reiteró este lunes que el gobierno socializará la propuesta hecha por presidente Evo Morales para utilizar US$ 2.000 millones de las Reservas Internacionales Netas (RIN) en los rubros de manufactura, minería y agropecuaria.

También afirmó que no se realizará ningún referéndum, tal como anunciaran erróneamente algunos medios de comunicación.

“Es una idea que tiene el Presidente y que será socializada en el país. La ley está en plena elaboración. Si es que hay criterios de apoyo a esta iniciativa, queremos que el proyecto (de ley) esté listo en el momento oportuno”. Las RIN llegan actualmente a los $us 10.600 millones.

Advierten riesgos en uso de reservas. El ex presidente del Banco Central de Bolivia (BCB) Armando Méndez advirtió que el uso de las Reservas Internacionales Netas (RIN) debe ser rigurosamente regulado para evitar la pérdida de los mismos, como sucedió en los gobiernos del período 1950-1985.

El 24 de abril, el presidente Evo Morales propuso —luego de una consulta a los sectores sociales— autorizar “mediante una ley” el uso de US$2.000 millones de las reservas para potenciar la actividad productiva y el desarrollo del país.

“Aunque la Ley del Banco Central no permite dar créditos al sector público, el Gobierno, mediante la Ley del Presupuesto General del Estado, ha dispuesto esa medida, pero hay que tomar en cuenta las consecuencias a futuro.

Puede repetirse lo que pasó en el período 1950-85, cuando el BCB se convirtió en un continuo proveedor de créditos a un sector público que nunca los pagaba. Ese es un riesgo para estos recursos”, sostuvo.

Las reservas al 20 de abril alcanzaron los US$10.674 millones. La liquidez a marzo es de US$2.912,9 millones; el resto está invertido en oro y diferentes valores.

Para otorgar más créditos, la entidad puede también echar mano de su portafolio de depósitos que, al 20 de abril, suma US$3.487, recordó Méndez.

En marzo, el actual presidente del BCB, Marcelo Zabalaga, informó que este año la entidad podría desembolsar casi US$1.000 millones para los proyectos de las empresas estatales estratégicas.

Este lunes, el Banco Central realizó el cuarto desembolso (US$3,8 millones) del crédito destinado a la petrolera estatal.