La Paz. El gobierno anunció que fiscalizará la mina de oro “Mario”, ubicada en San José de Chiquitos (Santa Cruz) y de propiedad del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada. Advirtió con revertirla al Estado si es que viola normas ambientales.

“Vamos a entrar a realizar la fiscalización (hasta) del último gramo de oro que saquen de ahí; la fiscalización (se hará) para que paguen impuestos y si no cumplen las normas medioambientales, la vamos a revertir”, dijo a Patria Nueva el director de la Agencia de Desarrollo de Macrorregiones y Fronteras, Juan Ramón Quintana.

La mina, señaló, paga US$300.000 al municipio, pero no se sabe cuánto produce porque siempre se impidió el ingreso de autoridades. Según Quintana, así se busca formalizar actividades como la explotación ilegal de madera, oro y piedras semipreciosas.