La Paz. El presidente interino de Bolivia, Álvaro García, garantizó que en 10 días no habrá más filas por azúcar en las tiendas de Emapa porque el mercado será abastecido plenamente.

“Pedimos disculpas al pueblo que está haciendo filas, hemos aprendido la lección, en los temas estratégicos de alimentos el Estado debe estar presente”, señaló.

Recordó que por la sequía, la producción del endulzante se redujo de 12 millones de quintales a 8,5 millones el 2010, un 30% menos, lo cual sumado al contrabando generó menor oferta.

Recordó que las únicas colas que se observan en las calles son por el azúcar, ya que la provisión de verduras, frutas, granos y comestibles en los mercados es normal.

Para garantizar el suministro de azúcar en el corto plazo el Ejecutivo determinó importar junto a los ingenios 50.000 toneladas de azúcar. El producto llegará a la población por vía terrestre, aérea y ferrocarril, precisó.

En el mediano plazo, hasta mayo, se espera la cosecha y una mayor producción, con lo cual se garantiza el abastecimiento interno, incluso con un remanente y sin necesidad de recurrir al mercado externo, dijo.

En el largo plazo se impulsa la construcción del ingenio azucarero de San Buenaventura y otro más pequeño en Bermejo.