La Paz. El gobierno inició los trabajos para integrar la Red Fundamental Ferroviaria y establecer un corredor bioceánico que conectará Perú y Brasil. El estudio que determinará las mejores opciones de conexión tiene un costo de US$6 MM y definirá los proyectos de prioridad en el servicio.

“Tenemos algunas alternativas que se han trabajado para el establecimiento de un corredor bioceánico que empezará en Puerto Suárez (Santa Cruz), terminará, probablemente, en Ilo (Perú)” y estará basado en la Red Fundamental, informó ayer el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Wálter Delgadillo.

El financiamiento de este proyecto de integración, precisó, es negociado con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial y países como Brasil, China e India.

Asimismo, agregó, se cuenta con un crédito “aprobado” del BID que financia el estudio de factibilidad del corredor.

“Calculamos que vamos a tener una primera versión del estudio de ingeniería el próximo año y éste determinará los tipos de trenes” que se emplearán en la red.

El 11 de julio, los gobernadores de La Paz (César Cocarico), Oruro (Santos Tito), Potosí (Félix González) y Chuquisaca (Esteban Urquizu) abordaron la ejecución del megaproyecto del tren bala y determinaron sostener una reunión técnica para elaborar el proyecto de integración interdepartamental el viernes, en La Paz.

La ejecución del proyecto, que “impulsaría el desarrollo productivo y turístico de los cuatro departamentos”, representaría una inversión estimada de US$1.000 millones, sostuvo Tito, según un reporte de Erbol.

Propuesta. A decir del ministro, los proyectos a los que se dará prioridad para fortalecer la Red Fundamental Ferroviaria están en función del estudio de ingeniería del corredor bioceánico. El tipo de trenes que entrarán en operación en la red y en el corredor “dependerá del tamaño de nuestra economía, de la proyección que ésta pueda tener en el futuro y de los recursos que puedan requerirse para su implementación”, indicó.

El “estudio de ingeniería” del corredor será superior a los US$6 millones que están garantizados. Una vez concluido el mismo, se iniciará con el Estudio Técnico Económico Social Ambiental (TESA), explicó la autoridad. “El estudio a diseño final va a costar más”, manifestó.

El anteproyecto de Ley de Transportes, que está en tratamiento en el Legislativo, prevé la creación de la Empresa Estatal Operadora de Ferrocarriles que estará a cargo del servicio en la Red Fundamental Ferroviaria.

La norma contempla la liquidación de la Empresa Nacional de Ferrocarriles (Enfe) Residual, en la que se inventariará todos los activos de la estatal y los “bienes desvinculados” de los contratos de licencia de los operadores Empresa Ferroviaria Andina y Ferroviaria Oriental. Enfe fue capitalizada en 1996.

Velocidad. Según la Unión Internacional de Ferrocarriles, el tren bala alcanza velocidades superiores a los 200 km por hora, sobre líneas existentes actualizadas, y 250 km por hora, sobre líneas específicamente diseñadas para crear mayor velocidad.

Recorrido. Su gran rapidez le permite competir con el transporte aéreo para distancias medias inferiores a 1.000 km.

Este transporte se da en vías férreas desarrolladas en forma unitaria, dado que las velocidades alcanzadas requieren técnicas específicas.