La Paz. La estrategia para preservar la seguridad alimentaria de Bolivia impone como herramienta “fundamental” el establecimiento de líneas de crédito diferenciado del Estado y de la banca privada para los pequeños productores.

Luego de sostener reuniones con los diferentes sectores de pequeños, medianos y grandes productores agropecuarios, el viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Víctor Vásquez, informó que se priorizará la mecanización, el cuidado de los campos productivos y el mejoramiento genético de las semillas y el ganado.

“El tema financiero es fundamental. Para esto, se están diseñando líneas de crédito para los diferentes sectores. Como ministerio, hemos aumentado la cantidad de beneficiarios (con acceso al crédito) a 170.000 familias, (pero) no es suficiente”, aseguró.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, informó el jueves que se sostuvo una primera reunión con la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (ASOBAN) para “ver la posibilidad de que este sector otorgue créditos de fácil acceso a los productores agropecuarios”.

De su parte, Vásquez invitó a las entidades bancarias “a ser parte de este proceso de relanzamiento de la producción, y así garantizar la alimentación”.

Esta semana, el gobierno continuará con las reuniones con los sectores productivos agroindustriales (grandes, medianos y pequeños), así como con organizaciones indígenas y campesinas para lograr una “alianza estratégica” que evite una “crisis alimentaria” en esta gestión.

Para analizar esta situación, Morales se reunirá el miércoles con las federaciones de productores de La Paz, Oruro, Cochabamba, Chuquisaca y Potosí.

“Nos vamos a reunir en Oruro para ver qué está pasando con la siembra de papa, quinua, cebada, trigo y maíz”, anunció este domingo el presidente Evo Morales.

El plan priorizará la producción de productos de la canasta familiar como el azúcar, papa, verduras y frutas, dijo Vásquez. La producción de alimentos está mermada por fenómenos climáticos como la granizada, sequía, heladas e inundaciones, agregó.

“Estos cambios afectan a diferentes productos, pero Bolivia tiene varios pisos ecológicos que le permite abastecer el mercado interno”, sostuvo Vásquez.