Con una inversión de US$250 millones, el gobierno implementará hasta el 2012 cuatro sistemas de obtención de energía a través de ciclos combinados que posibilitarán incrementar la oferta de electricidad del país en 242 megavatios (MW).

El ciclo combinado aprovecha el calor producido en el proceso de combustión de las turbinas a gas que generan electricidad. El calor de ambas turbinas es recuperado y se usa para generar a su vez vapor que se inyecta a una tercera turbina acoplada a otro generador eléctrico, lo cual optimiza el uso de este recurso.

“Hemos elaborado un programa para implementar ciclos combinados en las plantas de Carrasco, de la empresa Valle Hermoso; Entre Ríos, de Ende Andina; y Bulo Bulo, de la empresa CEC”, aseguró el viceministro de Electricidad y Energías Alternativas, Roberto Peredo Echazú, en entrevista con La Razón.

Según datos de la Cámara Nacional de Despacho de Carga a junio de este año, la oferta energética dentro del Sistema Interconectado Nacional era superior a los 1.200 MW. Carrasco tenía una capacidad efectiva de producción de 111,9 MW, Entre Ríos 107,1 y Bulo Bulo 89,6.

Inversiones. En Entre Ríos, la inclusión del ciclo combinado requerirá de una inversión de US$50 millones, lo que permitirá incrementar su potencia en 50 MW; en Carrasco US$60 millones para 60 MW; y en Bulo Bulo US$50 millones para 50 MW, precisó la autoridad.

Asimismo, dijo, la empresa Guaracachi efectuó este domingo en su planta de Santa Cruz ajustes para adecuar dos turbinas termoeléctricas al ciclo combinado. El nuevo sistema tiene una inversión aproximada de US$90 millones, generaría 82 MW y entraría en funcionamiento en diciembre próximo.

El programa responde a que los proyectos de generación eléctrica con energía renovable, como la hidroelectricidad, la geotermia y la generación eólica, “tienen un mediano plazo de maduración”, sostuvo Peredo.

“En previsión a que no vamos a llegar a concluir hasta finales del 2012 el primero de estos proyectos que es Misicuni, se ha diseñado la estrategia para ir cubriendo la (creciente) demanda de electricidad con ciclos combinados que pensamos se concluirán también el 2012”, adelantó.

Proyectos. Los futuros proyectos como la Planta Termoeléctrica del Sur serán operativizados bajo el nuevo sistema. “La tendencia mundial es ya no usar ciclos abiertos, sino ir directamente a la realización de ciclos combinados”, señaló Peredo. En la planta que será entregada el 2013 se emplazarán dos turbogeneradores a gas que generarán 40 MW cada uno y uno a vapor de la misma capacidad, haciendo un total de 120 MW, agregó.