Oruro. El Ministerio de Desarrollo Rural, a través del proyecto VALE transfirió más de 3.381.360 de bolivianos (US$476.726) a 13 Asociaciones Regionales Manejadoras de Vicuñas de los departamentos de Oruro, La Paz, Potosí y Tarija con el objeto de triplicar los volúmenes de cosecha de la fibra de vicuña, según información del portal Enlared.

En un acto público que se realizó el pasado lunes, en la Gobernación del Departamento de Oruro, el Viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Víctor Hugo Vásquez, entregó estos recursos y señaló que "comenzamos con 180 vicuñas y gracias a la perseverancia de los productores, la obra sigue creciendo, actualmente el desembolso del Viceministerio supera los tres millones de bolivianos".

Por su parte, el director Ejecutivo del Proyecto, Yván Reynaga, recordó que al inicio del mismo, mucha gente no creía en él, pero ahora vemos buenos resultados y uno de esos es el Componente I de aprovechamiento de la vicuña, por el que actualmente 13 Asociaciones reciben recursos para fortalecer sus organizaciones.

Del total transferido, el VALE invirtió 2.874.157 de bolivianos (US$405.217) y una contraparte de las Asociaciones Manejadoras de Vicuñas de 507.203 bolivianos (US$71.508), los cuales serán dirigidos a la compra de equipos de captura (mallas, callapos y lonas), equipos de esquila (máquinas esquiladoras, generadores, cortantes y peines) y la contratación de asistencia técnica para el registro y control, sanidad, monitoreo de grupos, captura, esquila en vivo, clasificación, almacenamiento, selección y envellonado de la fibra.

Actualmente, la esquila de la fibra viene generando buenos dividendos a las comunidades manejadoras de vicuñas, por ejemplo, la Asociación Regional "Quri Qarwa" de Oruro, esquila al año 229 kilos de fibra, vendiendo al mercado internacional cada kilo a US$410, obteniendo cerca de US$93.890.

Según estudios, se tiene un total de 112.249 vicuñas en Bolivia, distribuidos en los Departamentos de La Paz (36.969), Oruro (28.830), Potosí (44.202), Cochabamba (867) y Tarija (1.381).

La vicuña es el camélido silvestre de mayor importancia económica debido a la fina fibra que posee, lo que provoca la cacería indiscriminada, por lo que desde hace años se llevan a cabo medidas de protección a nivel nacional e internacional.

En Bolivia, desde 1997 se puso el "Reglamento para la conservación y manejo de la vicuña" (DS 24529) para su aprovechamiento comercial de la fibra mediante la esquila planificada, involucrando a comunidades organizadas.