El gobierno y América Textil (Ametex) llegaron durante la noche de este martes a un acuerdo que pone fin al tira y afloja por el canon de arrendamiento de las cuatro plantas de la textilera. El convenio, a ser refrendado este miércoles, fija un alquiler mensual de US$45 mil.

El acuerdo al que arribaron ambas partes pone fin a una larga negociación que comenzó hace dos semanas y que constantemente se complicaba por el tema de los alquileres de las cuatro plantas de Ametex: Universaltex, Mex, Hilasa y Matex.

El 18 de junio, la ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales, informó que debido a la crisis de liquidez de Ametex, se llegó a un convenio con la firma para que arriende sus instalaciones a la recientemente creada Empresa Nacional de Textiles (Enatex).

La propuesta inicial era pagar un alquiler de US$25 mil, tal como establecía el acuerdo. Sin embargo, la ministra Morales dijo el domingo que la base de negociación era US$12 mil, cifra muy por debajo de los más de US$50 mil que pedía el presidente de Ametex, Marcos Iberkleid.

El lunes, tras una prolongada reunión, el Ejecutivo mejoró su oferta y propuso pagar a la textilera US$18 mil por el arrendamiento de las cuatro plantas. El planteamiento, sin embargo, fue rechazado por Ametex. 

Este martes, ambas partes, junto a los dirigentes de los trabajadores, se volvieron a reunir y acordaron un pago de US$45 mil.

El secretario general de Universaltex, Edwin Quispe, sostuvo que a las 22.00 se firmó el contrato de arrendamiento entre la ministra Morales y los ejecutivos de Ametex. Añadió que hoy, a las 11.00, el convenio será refrendado por la Junta de Acreedores y en la tarde será posesionada la nueva gerente general de Enatex.

“La posesión se hará en la plaza Villarroel”, añadió. Valeriano Cruz, de Hilasa, confirmó esta información y ratificó que el alquiler mensual por las plantas es de US$45 mil.