La Paz. El gobierno y los marchistas de Mallku Khota declararon este jueves un cuarto intermedio. El Ministerio de Minería abrió la posibilidad de revertir la concesión de la compañía minera de ese sector, previo “consenso social” entre los comunarios del norte de Potosí.

“Les hemos propuesto que previo consenso social de los ayllus colindantes se puede ir por este punto de la rescisión o reversión de la concesión al Estado boliviano, para que la Comibol pueda llevar adelante los trabajos de exploración. Entonces, éste es un tema prácticamente resuelto porque en el fondo eso es lo que ellos solicitaban”, afirmó el ministro de Minería, Mario Virreira.

El 31 de mayo, se informó que el vicepresidente Álvaro García no descartó que el Estado se haga cargo de las labores de exploración y explotación de la mina Mallku Khota. Para ello, pidió a los comuneros de esa región del norte de Potosí que asuman una sola posición.

Virreira explicó que la mayoría de las comunidades que viven cerca del yacimiento apoyan que la Compañía Minera de Mallku Khota (CMMK), subsidiaria de South American Silver, efectúe los trabajos de exploración en el lugar y sólo dos piden la anulación de la concesión de la firma.

“Estas contradicciones internas se han dado desde dos años atrás. (...) Esta empresa se hizo transferir varias concesiones del sector de otros concesionarios”, agregó. Por tal motivo, indicó que se solicitó que “debe existir un acuerdo común de ambas partes para que el Estado pueda asumir la responsabilidad de llevar adelante este proyecto (ya) sea con la empresa o por el propio Estado”.

Para ello, precisó que se debe cumplir con los procedimientos. “Tenemos que adecuarnos a las normas vigentes de nuestro país y adecuarnos a los procedimientos que van a estar establecidos en la futura Ley Minera”, detalló.

La propuesta se dio a conocer tras una larga reunión entre Virreira y los dirigentes de la marcha que llegó este jueves en la tarde a La Paz. La movilización trató de ingresar a la plaza Murillo, pero la Policía lo impidió. Los marchistas bloquearon varias calles del centro de la sede de gobierno.

El presidente del comité de marcha, Leonardo Montaño, dijo que este viernes se reanudará el diálogo sobre la concesión de la mina de la región, mientras el sector se mantiene en vigilia. “No nos iremos de La Paz hasta que atiendan nuestras demandas”, aseguró.

Horas antes, mientras se desarrollaba la reunión, los campesinos atacaron a policías que custodiaban la Vicepresidencia, informó el subcomandante de la Policía, coronel Johnny Troncoso. Hubo cuatro policías heridos. Por ello, anunció que se iniciará un proceso legal por esa agresión.

Los comuneros del norte de Potosí iniciaron el 28 de mayo una marcha hacia la ciudad de La Paz exigiendo normas de explotación de la mina.