La Paz. Los ingenios azucareros del país anunciaron que venderán azúcar por cupos y de forma directa a los comerciantes minoristas que expenden el producto al consumidor final.

Este jueves se definirá en una reunión en La Paz si la distribución del producto será semanal, quincenal o mensual.

La medida impulsada por el gobierno se realizará en el marco del plan de suministro del producto que tiene el propósito de evitar la escasez del endulzante en el mercado interno.

El gerente de Relaciones Exteriores del ingenio azucarero Unagro, Miguel Montero, confirmó ayer a La Razón que se definirá en una reunión en La Paz si la entrega del producto se efectuará a los minoristas de forma semanal, quincenal o mensual.

“En una alianza estratégica entre el Gobierno y los comerciantes se ha definido que la venta del azúcar se realizará de forma programada debido a una demanda inusual (del producto) en los últimos días. Mañana (este jueves) se definirá el modo de entrega. Informaremos al Gobierno a quiénes vendemos y vamos a controlar que el azúcar se venda al país”, señaló el ejecutivo.

El gerente general del Ingenio Azucarero Bermejo SA (IABSA), Imar Caucota, confirmó que “se asignará volúmenes de azúcar por cupos que pueden ser semanales, quincenales o mensuales.

Así, cada ingenio cubrirá su mercado y la venta se hará de forma directa para llegar a los consumidores finales y no a los grandes mayoristas. La venta tendrá una evaluación permanente para el respectivo control”, explicó el ejecutivo.

Caucota sostuvo que los ingenios azucareros entregarán el endulzante bajo una nómina con todos los afiliados de cada asociación de comerciantes minoristas en el país “para evitar que aparezcan grandes mayoristas que distorsionen el mercado”.

El secretario ejecutivo de la Confederación de Gremiales de Bolivia, Francisco Figueroa, apuntó que cada federación de comerciantes minoristas “recogerá su cupo de azúcar de los ingenios, luego trasladarán el producto en movilidades a los distintos centros de abasto y ellos lo repartirán a los minoristas para distribuir el kilo a Bs 6 (US$0,8).

Se pedirá a los ingenios la cantidad exacta de quintales para cada uno”, señaló el dirigente gremial.

El consumo anual de azúcar en el mercado interno es de aproximadamente 8 millones de quintales. Figueroa aseguró que el Gobierno y los ingenios tendrán una copia de la lista de los afiliados para “saber quiénes están recogiendo, cuánto es su cupo y además se emitirá un informe acerca de la venta del azúcar a la población o si está saliendo de contrabando”, afirmó el dirigente.

Montero indicó que otra medida del plan consiste en que los cinco ingenios se distribuirán el mercado nacional. “El ingenio Unagro comercializa el producto en las provincias cruceñas, en el mercado industrial y lo continuará atendiendo, así como en menor medida a Cochabamba y La Paz. Por ello, hemos hecho una alianza con gremiales paceños”, anunció.

Las medidas se trataron el martes 5 en una reunión realizada en Santa Cruz entre el Gobierno, los ejecutivos de los ingenios y los dirigentes de los comerciantes minoristas. Hoy continuará la reunión en la ciudad de La Paz, a partir de las 15.00, para ultimar los detalles del plan y otros aspectos técnicos del cronograma.

Ley contra agiotistas. El proyecto de ley que aumenta hasta en 18 años la pena de cárcel por el delito de agio y especulación será enviado en los próximas días a la Cámara Baja.

Comisión controlará comercio ilegal. El dirigente de la Confederación de Gremiales, Francisco Figueroa, informó ayer que se creará una comisión para evitar que el azúcar salga de contrabando a los países vecinos. La comisión estará encabezada por la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) y los comerciantes minoristas.

“La Aduana Nacional como la encargada de cuidar las fronteras reforzará su trabajo y nosotros como comerciantes minoristas tenemos la tarea de controlar que los mayoristas no vuelvan a especular con el azúcar”, manifestó Figueroa.

El acuerdo suscrito en mayo entre el Gobierno, los cinco ingenios azucareros del país y los productores cañeros, en el que se establece que desde el 23 de mayo el costo del kilo de azúcar al consumidor final será de Bs 6, fue ratificado el martes 5.

“En la reunión se ha ratificado el precio de los ingenios azucareros hacia el sector minorista. En los ingenios el producto cuesta Bs 5,20 y la venta al consumidor final es de Bs 6”, dijo.

Por su parte, el gerente de Relaciones Exteriores del ingenio azucarero Unagro, Miguel Montero, añadió que en el encuentro los cinco ingenios han garantizado que la cantidad de azúcar que se está produciendo abastecerá al mercado interno. “En la reunión que hemos sostenido se ha definido que el azúcar que se produzca este año por los cinco ingenios alcanzará para abastecer al mercado interno hasta abril del próximo año”.

Los ingenios azucareros Unagro y Bermejo dijeron que no importarán el producto.