El ministro de gobierno, Sacha Llorenti, afirmó que la iniciativa va en contra de la Constitución Política del Estado, porque apunta a romper el principio constitucional de función integral, indivisible y bajo mando único que tiene la institución del orden.

“El gobierno no va a permitir la división y el descuartizamiento de la Policía Boliviana, porque sería un gravísimo retroceso que pondría en mayor indefensión al ciudadano cuando se habla de seguridad ciudadana”, afirmó

En la cumbre cruceña sobre Seguridad Ciudadana se planteó aprobar una ley que dé a la Guardia Departamental, creada el 2010, la atribución de realizar patrullaje vecinal para enfrentar la delincuencia. La propuesta será presentada en la Cumbre Nacional sobre Seguridad Ciudadana.

La propuesta de una guardia civil surgió en el debate constituyente y, posteriormente, en el marco de la discusión del estatuto cruceño. En ambos escenarios, el gobierno de Morales cuestionó y rechazó la propuesta porque consideró que pretendía dividir a la institución policial.

Para Llorenti, avanzar en la propuesta cruceña es un retroceso, ya que similares experiencias no están dando resultados en otros países y están retomando estructuras como la boliviana. “Es un llamado a muchísimos problemas”, afirmó.

Legisladores de oposición, entre ellos Norma Piérola, respaldaron la idea de crear la guardia departamental para afianzar la lucha contra la delincuencia en ciudades con altos índices de violencia delictiva. El oficialismo, a través del senador Isaac Ávalos, criticó la actitud de retomar una propuesta desechada en el pasado por su incongruencia legal.

Santa Cruz contaría con 5.600 policías y piden un refuerzo de 4.400. Llorenti planteó a las autoridades departamentales y municipales sumarse al objetivo de fortalecer la capacidad operativa y el número de uniformados de la Policía, que se calcula cuenta con más de 35.000 miembros.

Paralelamente, explicó, se debe trabajar también en lo que es el Ministerio Público y la Justicia. Cuestionó el hecho de que algunas autoridades, sin identificarlas, destinaron presupuestos significativos a unidades de guardias municipales en vez de apoyar el trabajo de la institución del orden.

El presidente de la Comisión de Seguridad de la Asamblea Legislativa cruceña, Willy León, explicó que los guardias departamentales no portarán armas de fuego, mientras que el secretario de Justicia de la Gobernación, Vladimir Peña, afirmó el lunes que es posible la coexistencia de la Policía y de la guardia departamental.

Santa Cruz pide ser sede de cumbre. La Gobernación de Santa Cruz pedirá que la capital oriental sea la sede de la “Cumbre por la Seguridad”, convocada por el presidente Evo Morales, en la que propondrán la descentralización de la Policía y la aprobación de una ley para la creación de guardias departamentales.

El secretario general de la Gobernación, Roly Aguilera, anunció que plantearán que el encuentro por la seguridad se realice en Santa Cruz, porque esa capital tiene el mayor índice delincuencial.

Otra de las razones para que el evento nacional se realice en esta ciudad es que el gobernador Rubén Costas, que el pasado 12 de abril fue herido de bala por dos antisociales, aún no se encuentra del todo recuperado.

“Una comisión de la Gobernación se trasladará hasta La Paz, este 25 de abril, a fin de delinear el marco en el que se desarrollará el encuentro por la seguridad ciudadana”, afirmó Aguilera. El secretario de Seguridad Ciudadana, Guillermo Saucedo, indicó que en esa oportunidad se demandará un censo de población y el aumento de jueces y fiscales.