Las utilidades del sistema bancario en Bolivia crecieron en 312% de 2006 a 2012, informó el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce.

"Estas utilidades que favorecen ampliamente al sector financiero son gracias a las políticas económicas implementadas por el Estado. Ha sido en nuestro gobierno y bajo nuestro modelo económico que el sector financiero ha tenido esta rentabilidad y estas ganancias, mucho más que en tiempos de los gobiernos neoliberales", dijo Arce a la prensa.

Esta situación permitió al gobierno boliviano incorporar en el Proyecto de Ley de Servicios Financieros la regulación de las tasas de interés para créditos productivos y de vivienda, así como también las tasas de interés para los ahorros del público, que en algunos casos llegan a ser negativas, añadió el funcionario.

"No queremos que los bolivianos reciban una tasa de interés real negativaen el rendimiento de su dinero, cuando hay sectores que se apropian de excedentes económicos con jugosas utilidades que no son transferidas a quienes hacen posible que se den esas ganancias", manifestó Arce.

Según el detalle del Ministerio de Economía proporcionado a la prensa, en 2006 las ganancias del sistema bancario llegaron a US$59,7 millones, monto que se multiplicó por más de tres en 2012, hasta llegar a 186 millones en utilidades.

En tanto que las cifras aumentan cuando se trata de las ganancias de todo el sistema financiero compuesto, además de bancos, por fondos financieros, mutuales y cooperativas.

En 2006, el sistema financiero registró utilidades por US$80,3 millones, y esta cantidad aumenta significativamente hasta 2012 con ganancias de hasta US$221,8 millones; un incremento de 276%.

El analista económico Abraham Pérez dijo al respecto que la banca privada boliviana "es el sector que más ganancias ha tenido en los últimos años a nivel de América Latina sin que por esta razón haya cumplido con el sector productivo del país".

Criticó que la lógica del sector privado, que es "sacar la mayor ventaja posible en términos de tener las mayores ganancias", sin considerar las posibilidades de tener que coadyuvar para el desarrollo nacional.

"Sencillamente no lo hacen", apuntó.

"Prefieren comprar valores, comprar bonos, hacer la compra y venta de dólares y prestamos de corto plazo y de consumo y comerciales, y muy poco a los sectores productivos", manifestó.

De acuerdo con el reporte del Ministro de Economía y Finanzas, el 30% de las ganancias de los bancos provienen sólo de la compra y venta de dólares.