El Gobierno boliviano anunció que renegociará el contrato que tiene con la empresa Minera San Cristóbal (MSC) para que ésta sea proveedora de materia prima para la planta de fundición de Karachipampa y otras dos plantas que están en licitación.

Según el ministro de Minería, José Pimentel, la inversión estatal en el sector alcanzará en el 2011 los US$250 millones y estará comprometida “principalmente” a la industrialización de minerales, proceso que incluirá la reactivación de la planta de fundición plomo-plata, y a futuro zinc, de Karachipampa.

Con este objetivo, la Comibol lanzó el 15 de octubre la licitación internacional de dos plantas de refinación de zinc que tendrán un costo referencial de US$250 millones cada una y contarán con una capacidad de procesamiento de 200.000 toneladas (t) año. El volumen de exportación de concentrados de zinc en el país, dijo, llega a las 800.000 t y MSC es el mayor productor.

Consultado respecto a si el Gobierno renegociaría su contrato con MSC, Pimentel respondió con un “sí”, pero aclaró que no buscarán obtener el control de “la totalidad de la producción” minera de la empresa. “La Constitución (Política del Estado) señala que, antes de la explotación, la prioridad es la industrialización de los recursos mineralógicos. Nosotros tenemos contratos con San Cristóbal, pero no para compra y venta. Ellos saben que nosotros somos los propietarios de los minerales y se tienen que regir a la Constitución”, manifestó.

San Cristóbal es uno de los yacimientos de zinc, plomo y plata más grandes del mundo. Las operaciones en la mina de explotación a cielo abierto produce concentrados de zinc-plata y plomo-plata.

Según Pimentel, el valor de las exportaciones de la empresa “superará” en esta gestión los US$1.500 millones. “Lo que nos preocupa de San Cristóbal es su falta de industrialización”, porque de ese monto el 43% se envía al exterior, a Corea y Japón, en gastos de refinación, manifestó.

Denuncian un posible desvío de utilidades. El Gobierno espera la auditoría tributaria que el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) le inició a  Minera San Cristóbal (MSC) porque la firma no habría reportado el 2009 las utilidades proyectadas para la gestión.

El 5 de octubre, este medio informó que el 27 de septiembre el SIN le inició una auditoría a MSC por el presunto incumplimiento en las últimas gestiones del pago del Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE) y envío de remesas al exterior. “El año pasado, Minera San Cristóbal no reportó las utilidades que estábamos previendo”, por lo que “estamos esperando un informe de Impuestos Nacionales”, confirmó el ministro de Minería y Metalurgia, José Pimentel.

Según la autoridad, MSC justificó el menor pago por el IUE “por la recuperación de pérdidas de los años de inversión”, lo cual habría producido la reducción de las utilidades.