La Paz. El gobierno boliviano se abrió a modificar el contrato suscrito entre la estatal Empresa Siderúrgica Mutún (ESM) y la firma india Jindal Steel Bolivia (JSB) para la explotación del yacimiento de hierro del Mutún, si la empresa manifiesta su voluntad de continuar en el proyecto.

Tras reunirse con el presidente boliviano, Evo Morales, el ministro de Minería y Metalurgia, José Pimentel, afirmó que “si hay la voluntad de Jindal de continuar con el contrato y hay la necesidad de hacer una readecuación en el marco de la Constitución Política del Estado, nosotros estamos dispuestos a hacerlo”, señaló HidrocarburosBolivia.com.

Explicó que “vamos a instruir a la ESM que fije hora y fecha para la próxima reunión para la solución de controversias con Jindal para conocer definitivamente la posición de la empresa india y —a partir de ahí— se pueda reiniciar un nuevo tipo de relacionamiento en el marco del contrato que hemos suscrito”.

“Se le está exigiendo a la Empresa Siderúrgica del Mutún que haga conocer su plan de inversiones para iniciar los trabajos preparatorios para este 50%”, señaló.