El gobierno de Brasil rechazó el martes un reporte de prensa que informaba que la mandataria Dilma Rousseff había decidido reemplazar a Maria das Graças Foster como presidenta ejecutiva de la atribulada empresa petrolera estatal Petrobras.

El desmentido del Gobierno fue en respuesta a un reporte más temprano el martes del periódico Folha de S. Paulo, que no dijo cómo el diario obtuvo la información.

El informe fue rechazado por un funcionario de prensa del Palacio Presidencial poco después de divulgarse.

Las acciones preferentes de Petrobras, como se conoce usualmente a la empresa, ampliaban sus ganancias y subían más de 7% en las operaciones de la Bolsa de Sao Paulo, justo después de la difusión del reporte.