Brasilia. La Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab) del Estado brasileño, dependiente del ministerio de Agricultura de ese país, anunció este jueves un nuevo récord para la cosecha de cereales para el periodo 2010/2011.

Conab proyecta que Brasil debe cosechar alrededor de 154,2 millones de toneladas de cereales este 2011. El número representa un aumento del 3,4%, lo que equivale aproximadamente a 5 millones de toneladas más que la cosecha anterior, que ascendieron a 149,2 millones de toneladas.

En cuanto a la última encuesta realizada en febrero, la producción creció 0,7%, lo que representa 1,1 millones de toneladas. La superficie también registró un incremento de 3,1% a 48,9 millones de hectáreas.

Según la información recogida por Conab, dentro de las razones para el crecimiento de la cosecha están la expansión de las áreas cultivadas de algodón, frijoles de primera y segunda cosechas, soja y arroz, junto con la buena influencia del clima sobre el desarrollo del cultivo.

Entre ellos, el algodón tiene el mayor crecimiento porcentual en el área, con cerca de un 56% más que el año pasado (835.700 ha).

El área total de los granos deberá crecer 7,7%, llegando a 3,9 millones de hectáreas. En comparación con la temporada pasada, la producción aumentó un 11,8%, y puede llegar a 3,7 millones de toneladas. El área del primer cultivo se espera que alcance 1,5 millones de hectáreas de granos de la cosecha y del segundo cultivo llegue a 1.6 millones de hectáreas.

La superficie sembrada con soja tuvo un aumento de 2,4% y alcanzó los 24 millones de hectáreas. La producción, a su vez, creció un 2,3% a 70,3 millones de toneladas.

La cosecha de cereales se inició en Río Grande do Sul y continúa en los estados de Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Goiás y Paraná.

Con respecto al arroz, el aumento de la superficie fue de 3,7%, elevándose a 2,9 millones de hectáreas.

En la producción de maíz se estima que llegue a 55 millones de toneladas, un 1,7% menos que la temporada pasada, que alcanzó 56 millones de toneladas.

La caída se derivó de la primera cosecha de maíz, que es inferior en un millón de toneladas debido a una disminución de 33.600 hectáreas (0,4%) de la superficie sembrada, que asciende a 7,7 millones de hectáreas.

Para el maíz de segunda cosecha, que sigue creciendo, la estimación es un área de 5,45 millones de hectáreas, es decir, un aumento del 4,5% en comparación con la cosecha anterior, y con una producción prevista de 21,96 millones de toneladas.

La encuesta fue realizada por 68 técnicos de la Conab, entre el 21 al 24 de febrero en 2011.