Sao Paulo. Brasil dispuso una reducción del impuesto sobre la gasolina, una medida que podría ayudar a elevar los márgenes de ganancias de la petrolera estatal Petrobras, según un decreto publicado este martes en el diario oficial.

El decreto es publicado en momentos en que Petrobras está importando más gasolina debido a la creciente demanda interna.

La reducción del impuesto conocido como CIDE significa que Petrobras podría evitar aumentar los precios para los consumidores en las estaciones de gasolina.

Eso es importante porque el referencial Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) alcanza un 7,33%, más que el techo del rango de la meta del gobierno, de un 6,5%.

El presidente ejecutivo de la petrolera estatal, José Sergio Gabrielli, dijo en una entrevista con el diario O Globo este año que el precio de la gasolina podría ser reajustado para reflejar los mayores costos del petróleo sin traspasar ese aumento a los consumidores.

El decreto afirmó que el impuesto CIDE caería a 192,60 reales (US$106,5) por metro cúbico (1.000 litros) para la gasolina desde 230 reales por metro cúbico establecidos por un decreto en el 2004.