Santiago. Chile estudia la posibilidad de incorporar privados a la matriz o filiales de la petrolera estatal ENAP, con miras a potenciar el desarrollo de la compañía y aliviar su carga financiera, según reportó este viernes un diario local.

De acuerdo a cálculos publicados por el diario La Tercera, ENAP tiene una deuda de US$4.000 millones y sólo para el pago de intereses la compañía demanda US$200 millones anuales.

La idea de incorporar privados a ENAP forma parte del plan que baraja el presidente de centro derecha Sebastián Piñera, para fortalecer las arcas de la petrolera estatal.

El diario dijo que la consultora Boston Consulting Group (BCG) estimó que ENAP necesitaría US$2.000 millones en los próximos 10 años para ser viable. Con la entrada de socios privados, la estatal podría ingresar al negocio de distribución en Chile y potenciar su negocio de exploración.

Los estudios jurídicos destinados a evaluar la viabilidad de la incorporación de capital privado a ENAP fueron encomendados tanto por el Ministerio de Energía como por la cartera de minería.

Los estudios concluyeron que el eventual ingreso de recursos privados a la matriz de ENAP implicaría, no obstante, una modificación de su ley orgánica, mientras que el ingreso de capitales a través de filiales no requiere la aprobación del Congreso.

El Gobierno de Piñera tiene una leve mayoría en la Cámara de Diputados, mientras que el Senado lo domina la oposición.

ENAP es el mayor proveedor de productos petroleros en Chile, que importa la mayor parte de los combustibles que consume anualmente.