Santiago. El gobierno de Chile evalúa retrasar el ajuste al horario habitual de invierno como una medida para ahorrar energía en medio de un período de sequía, dijo el martes el ministro de Minería y Energía, Laurence Golborne.

Chile dispuso la reducción del voltaje eléctrico y el ahorro de agua en los embalses de hidroeléctricas, aunque aclaró que este plan no afecta a las operaciones de las empresas mineras del centro-sur del país, donde se focalizan las medidas.

"Se está evaluando. Es un tema que tiene un impacto relativamente bajo en materia de consumo pero puede tener un aspecto importante en materia de comunicación e impacto en la ciudadanía", dijo Golborne a periodistas.

Conforme a parámetros establecidos por la ley chilena, el 12 de marzo a las 00.00 hora local los relojes deben retrasarse una hora, luego de haber sido adelantados por ese mismo lapso en octubre del 2010.

El gobierno del presidente Sebastián Piñera lanzó un plan preventivo de ahorro para evitar una crisis energética en los meses más secos, al extenderse las condiciones del año pasado que fue uno de los más áridos para la hidroelectricidad.

La debilidad del sistema se da en medio de la discusión en la nación minera sudamericana sobre la construcción de polémicos proyectos termoeléctricos y de hidroelectricidad que han sido duramente criticados por ambientalistas.

El Sistema Interconectado Central (SIC), que el gobierno reconoció que quedó vulnerable tras el devastador terremoto de febrero del 2010, atiende a un 90% de la población.

Las principales generadoras hidroeléctricas del país son Endesa Chile y Colbún.

La gran minería del país, concentrada en el norte, posee un sistema independiente que no presenta actualmente ningún riesgo.