Toronto. Chile no tiene prevista la aprobación de nuevas medidas para paliar una crisis energética ocasionada por una sequía y la alta demanda, dijo el domingo el ministro de Minería y Energía de ese país, Laurence Golborne.

"Estoy bastante seguro de que, con las medidas que hemos tomado, superaremos el 2011 sin mayores inconvenientes", dijo Golborne en el marco de la conferencia anual de minería PDAC, que se lleva a cabo en Toronto.

"Y en el 2012, de acuerdo a nuestras estimaciones, esperamos haber superado esta situación y no sufrir inconvenientes adicionales", agregó.

Chile, el principal productor mundial de cobre, depende de la energía hidroeléctrica para suplir sus necesidades energéticas, y la sequía obligó a los generadores a depender de costosas plantas impulsadas por combustible, aumentando los riesgos de inflación en la economía de rápido crecimiento.

La semana pasada el gobierno chileno anunció que retrasará en tres semanas el ajuste al horario habitual de invierno, como una medida para ahorrar energía.

El atraso en la vigencia del horario de invierno austral se suma a la reciente medida adoptada por el gobierno de una reducción del voltaje eléctrico y el ahorro de agua en los embalses de hidroeléctricas.

Golborne dijo luego de inaugurar la exposición de Chile en la PDAC que la crisis energética no está afectando las minas de cobre del país, que se ubican principalmente en el norte de su territorio.