Santiago. El presidente chileno, Sebastián Piñera le pidió al ministro de Minería y Energía, Laurance Golborne, que estudie las opciones de disponibilidad para evitar la baja de electricidad que ocurrió durante 2010.

Según consignó Diario Financiero, el ministro dijo que “el presidente me instruyó ver la posibilidad y recurrsos que tenemos de energía, embalses, líneas de transmisión, para resolver situaciones que pueden ser complicadas. La situación del suministro energético, en la eventualidad de un año 2011 seco, se ve apretada y por lo tanto tenemos que estimar las medidas necesarias para evitar restricciones o problemas de suministros”.

Esta preocupación surge porque la sequía podría afectar hasta el segundo trimestre en ese país. “Es probable que esta gran masa de agua anormalmente fría mantengas las temperaturas inferiores a la medida que se registran actualmente en la superficie del océano”, publicó un informe de la Organización Meteorológica Mundial.

La ex secretaria Vivianne Blanlot, ex secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Energía, también advierte que la situación del país es compleja, debido a la seguidilla de sequías.

“No es que vaya a faltar energía, porque hay muchas turbinas diésel disponibles. Pero sí preocupación en costos: claramente se pueden disparar”.