El Gobierno chileno dijo que ve "poco probable" que el precio del cobre baje de tres dólares en su promedio anual, pese a reconocer que es posible que el principal producto chileno anote nuevos descensos debido a la "volatilidad" de los mercados.

El cobre, responsable del 60% del total de las exportaciones chilenas, abrió este lunes la semana con una caída del 1,43 %, hasta los US$3,119 por libra, su menor valor desde el 5 de octubre de 2011 (US$3,112).

"Dada la volatilidad del mercado, es factible que el precio del cobre registre nuevos ajustes", dijo el ministro de Minería, Hernán de Solminihac, en una rueda de prensa junto a la directora de Estudios de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), María Cristina Betancourt.

"Es poco probable que el promedio anual baje de tres dólares la libra", añadió De Solminihac.

Según los expertos, la volatilidad que afecta actualmente los precios del cobre y otras materias primas en los mercados internacionales obedece a la ralentización que se prevé para la economía de China, su principal consumidor, que en el primer trimestre del año creció un 7,8%, dos décimas menos que lo esperado.

Solo en marzo, la demanda china de cobre cayó un 36% respecto de igual mes de 2012.

La situación del precio del cobre y sus efectos en la industria minera de Chile demuestran que la economía chilena "no es inmune a los vaivenes de la economía mundial", señaló el ministro de Minería

Chile es el principal productor de cobre, con unos 5,7 millones de toneladas anuales y cada centavo de dólar en su precio promedio anual supone más de US$40 millones en impuestos y unos US$90 millones en términos de balanza de pagos.

Frente a la actual coyuntura, el ministro remarcó la importancia de que la industria minera baje sus costes de producción para mejorar su competitividad.

"La baja experimentada impone una meta mayor a las empresas, especialmente en materia de competitividad frente a los costos", precisó Hernán de Solminihac.

Agregó, no obstante, que los indicadores macroeconómicos del país se mantienen sólidos y con un futuro promisorio, mientras la industria minera "continúa desarrollándose en forma sólida, lejos de caer en un escenario pesimista", aunque "sujeta" a los efectos de volatilidad del precio del cobre y a nuevos desafíos.

Anunció, en ese contexto, que el Gobierno continuará vigilando la situación mundial y los efectos que puede tener en la industria y en el país.

En tanto, María Cristina Betancourt dijo que Cochilco mantiene una proyección de precio promedio de US$3,58 para este año, sustentado en que importantes urbanizaciones que se ejecutan tanto en China como en India mantendrán el consumo y la demanda del metal.

La experta desestimó que el mercado del cobre se enfrente al fin del ciclo de altos precios (más de tres dólares por libra) observado en el último quinquenio, remarcando que dichos periodos en promedio han durado unos veinte años.