Beijing, China. En una primera reacción del gobierno de China sobre la revocación del fallo que daba al consorcio liderado por la firma China Railway Construction Corporation el contrato para construir el tren rápido México-Querétaro, el primer ministro chino Li Keqiang refirió ante el presidente Enrique Peña Nieto que se mantiene el interés de los inversionistas chinos en volver a participar en el proceso de licitación de la obra, pero también confió en que se les otorgará un trato equitativo.

Como parte de su gira por Asia, el mandatario mexicano sostuvo el martes un encuentro privado con el primer ministro de China, donde un tema a tratar fue el proceso de cancelación de la obra.

“En el encuentro (el presidente y el primer ministro) abordaron la reposición del proceso de licitación del proyecto del tren rápido de la ciudad de México a Querétaro”, informó de manera oficial la Presidencia de la República.

Se detalló que el primer ministro de China también manifestó al mandatario mexicano su confianza de que se les tratará de manera justa. Este encuentro se llevó a cabo de cara a la visita de Estado que realizará el jueves Peña Nieto en China, y que incluye un encuentro con su homólogo Xi Jinping.

“Durante la reunión, el titular del Ejecutivo mexicano destacó que su visita de Estado refrenda el interés de su gobierno por continuar con el excelente nivel de interlocución política y por ampliar la agenda de cooperación en beneficio de las sociedades de los dos países”, informó la Presidencia.

“El hecho de que 16 firmas interesadas presentaran cartas disculpándose de no participar y que argumentaran el tema del tiempo como la principal razón para no presentar sus propuestas deja en claro que no había condiciones idóneas de competencia económica”. Director de Transparencia Mexicana

Ambos políticos se refirieron además a los procesos de reforma en curso en sus respectivas naciones, y coincidieron en que se generarán oportunidades para ampliar y profundizar la cooperación bilateral, sustentada en la Asociación Estratégica Integral establecida en el 2013.

Habrá más competencia: CMIC. En México, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC), Luis Zárate Rocha, indicó que el proyecto debe seguir adelante, con los tiempos que marque a partir de ahora la autoridad. Destacó que la obra es un proyecto prioritario para el desarrollo de una de las zonas más importantes para el país y es el primer paso para la modernidad en la movilidad urbana.

Sobre las implicaciones jurídicas que implica la cancelación de la licitación, dijo que se deben cerrar filas para que el proyecto avance y con las nuevas licitaciones habrá más competencia y mejores opciones por parte de otras empresas especializadas en la construcción del tren. (Con información de Notimex)
Nuevo proceso abre oportunidad: transparencia mexicana
No había condiciones idóneas de competencia en licitación del TAV

La nueva licitación para el desarrollo del Tren de Alta Velocidad (TAV) México-Querétaro deberá garantizar “que existan verdaderas condiciones de competencia” para la empresas interesadas y con ello evitar que vuelva a cuestionarse el proceso, consideró el director de Transparencia Mexicana, Eduardo Bohórquez.

“El hecho de que 16 firmas interesadas presentaran cartas disculpándose de no participar y que argumentaran el tema del tiempo como la principal razón para no presentar sus propuestas deja en claro que no había condiciones idóneas de competencia económica”, comentó en entrevista.

Para el especialista, es conveniente que el gobierno federal también precise las causales de la revocación con base en las leyes que norman las contrataciones públicas, sobre todo porque se cuidó desde julio pasado que la licitación de un proyecto de más de 45.000 millones de pesos, se apegara en todo momento a la legalidad, como lo difundió el secretario de Comunicaciones y Transportes.

“Entiendo que es una decisión del presidente de la República, pero hay que poner atención a los causales, porque es lo que se deja como precedente. Además, con base en las leyes, las empresas tuvieron oportunidad de impugnar alguno de los procesos y no lo hicieron, sólo se retiraron”, agregó.

Bohórquez asegura que el hecho de reponer el proceso abre la oportunidad para que haya mayor transparencia y los interesados tengan tiempo suficiente para presentar sus documentos.