Bogotá. Durante la semana comprendida entre el 26 de marzo y 1 de abril y a lo largo del mes de marzo el comportamiento de los precios de los alimentos estuvo marcado por la reducción en las cotizaciones de los tubérculos, las hortalizas y las carnes, dice el informe de Sipsa-ministerio de Agricultura.

En el grupo de los tubérculos y plátanos, los precios cayeron ya que se evidenció una mayor oferta de estos.

Se incrementó la producción de papa negra en el altiplano cundiboyacense y Nariño, de plátano en el Eje Cafetero y Arauca y de yuca en Meta.

También descendieron las cotizaciones de las verduras, pues las buenas condiciones climáticas presentadas en Cundinamarca incrementaron la producción de las hortalizas de hoja. Asimismo, ingresaron mayores cantidades de lechuga desde Boyacá, de arveja verde en vaina desde Nariño y de pimentón santandereano, dice el informe de prensa.

Cayeron los precios de las frutas, comportamiento que difiere al registrado a lo largo del mes de marzo, ya que se presentó una mayor oferta de maracuyá, aguacate común, mango Tommy, mora de Castilla, lulo y naranja Valencia; las cuales están llegando en mayor cantidad desde Valle del Cauca, Santander y Cundinamarca. Igualmente, esta semana aumentó el ingreso de frutas importadas.

Esta semana bajaron los precios de la lechuga batavia en 23 de los 34 mercados donde se comercializó, dice el informe. Este comportamiento, que se presentó a lo largo de todo el mes de marzo, fue producto de las mejores condiciones climáticas registradas en los municipios de Ciénega, Úmbita y Viracachá (Boyacá) y en la Sabana de Bogotá. En Bogotá, la reducción fue del 14%.

Del mismo modo se presentaron disminuciones en las cotizaciones de la habichuela, los pepinos cohombro y de rellenar, los tomates riñón, chonto, larga vida y Riogrande, el cilantro, los frijoles verdes en vaina y cargamanto, el pimentón, la coliflor, la berenjena, las cebollas junca y cabezona roja peruana, la remolacha, los ajos nacional e importado, la espinaca, la arveja verde en vaina, la zanahoria, la acelga, el apio y el brócoli.

En este mes los precios de la zanahoria bajaron en 22 de los 29 mercados donde se negoció, esta reducción se debió a la mayor oferta procedente de municipios como Ventaquemada, Soracá y Jenesano (Boyacá).  En el caso de la arveja verde en vaina, su cotización bajó porque ingresó más producto desde Cundinamarca y Nariño.

Las cotizaciones del tomate larga vida se redujeron en ocho de los once mercados donde se ofreció ya que el volumen de oferta recibido desde El Dovio y Restrepo (Valle del Cauca) se incrementó.

Las menores lluvias registradas en las últimas semanas permitieron que aumentara las cosechas de berenjena en La Unión (Valle del Cauca), lo que adujo la disminución en sus cotizaciones. Asimismo, se registró un incremento en la oferta de cilantro que llega desde Antioquia y Santander. Esta situación provocó una reducción de sus precios en 25 de los 37 mercados donde se negoció.

Desde los municipios de Girón, Rionegro y Lebrija (Santander) se registró un mayor abastecimiento de habichuela, provocando una reducción de sus cotizaciones en 25 de los 40 mercados donde se comercializó este alimento.

Se evidenciaron disminuciones en los precios de remolacha gracias al aumento en la producción en los municipios de Duitama, Sogamoso, Tunja (Boyacá) y Simijaca (Cundinamarca).

En cambio se reportaron aumentos en las cotizaciones del chócolo mazorca, la ahuyama, el rábano rojo, el repollo verde regional, el perejil y la cebolla cabezona blanca. En el caso de esta última, su precio subió en 24 de los 30 mercados donde se vendió debido a la menor recolección registrada en la Sabana de Bogotá.