Bogotá. Serán utilizados para disminuir la carga financiera de agricultores y ganaderos a través del Plan de Alivio a la Deuda Agropecuaria, del Banco Agrario y Finagro.

Con recursos propios, por US$20 millones (38 mil millones de pesos, el Ministerio de Agricultura, anunció que fortaleció los programas de apoyo a los productores del campo afectados por el invierno.

Los recursos serán utilizados para disminuir la carga financiera de agricultores y ganaderos a través del Plan de Alivio a la Deuda Agropecuaria, PADA, del Banco Agrario y Finagro.

Con ese propósito, el Banco Agrario contará con US$8 millones (15 mil millones de pesos). La entidad ya agotó, en esa tarea, una partida inicial de US$17 millones (33 mil millones de pesos).

Se trata de un abono del 95% exclusivo para los créditos de pequeños productores, clientes del Banco, gravemente afectados por la ola invernal 2010-2011.

El alivio no podrá superar los US$8 millones (15 millones de pesos). Para cubrir el saldo, es decir el 5% restante, el productor podrá solicitar una reestructuración.

A quienes se acojan a este beneficio, se les suspenderán los procesos de cobro pre-jurídico y jurídico, y se les mantendrá la cobertura de la garantía FAG.

Finagro contará con US$ 12 millones adicionales (23 mil millones), a los (55 mil millones) ya utilizados, para atender, vía intereses, compromisos crediticios a cargo de pequeños y medianos productores.

El alivio consiste en reconocer el 100% de los intereses corrientes que se causen en el primer año para pequeños y medianos productores y 60% o 40% de los intereses en el segundo año para pequeños y medianos productores, respectivamente.