El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díazgranados Guida pidió a los ganaderos y productores de leche y sus derivados, mirar con optimismo las oportunidades que se abren con la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, prevista para el próximo 15 de mayo.

Además, les recordó que estos sectores forman parte del Programa de Transformación Productiva (PTP), y se preparan para convertirse en jugadores de talla mundial

“Hay varias razones por las cuales estos dos sectores pueden estar tranquilos y en lugar de ver un peligro para sus productores, detectar las ventajas que les traerá este acuerdo comercial, y que les permitirá colocar sus productos en Estados Unidos”, expresó el ministro en un comunicado de prensa.

Colombia consiguió una cuota preferencial para exportar 5.250 toneladas de carnes industriales el primer año, con crecimiento del 5% anual en los siguientes nueve años; de ahí surgen importantes oportunidades comerciales.

Nuestros ganaderos podrán tener acceso al contingente que Estados Unidos otorgó, en sus compromisos en el marco de la Organización Mundial de Comercio, por 65 mil toneladas de carne industrial a todos los miembros de esa organización, destacó el funcionario.

La ventaja que tiene Colombia es que ingresaría a ese contingente con arancel cero, mientras que los países que no tienen TLC con Estados Unidos sí tienen un arancel que es diferente de cero.

“El país está en la dirección correcta para conseguir la admisibilidad de la carne bovina en el mercado de los Estados Unidos”, detalló el ministro.

En esa medida, desde el gobierno se están realizando todos los esfuerzos necesarios para que Colombia reconozca lo más pronto posible el estatus de país libre de aftosa con vacunación, que otorga la Organización Mundial de Sanidad Animal.

El Ministro también dio un parte de tranquilidad en cuanto al ingreso de carne proveniente de Estados Unidos, por cuanto, dijo que “una vez el Tratado entre en vigencia, la carne industrial y los subproductos que ingresen de ese país, tendrán un cupo de 6.400 toneladas, equivalente sólo al 0,7% de la producción anual de carne”.

Por fuera de esa cuota, los exportadores estadounidenses deberán pagar un arancel del 80%, el cual sólo se desmontará en diez años. Y si bien los cortes finos tendrán acceso sin arancel, se trata de carnes de tipo suntuario con bajo consumo en Colombia, las cuales competirían, simplemente, con lo que ingresa de Argentina.

“Este tipo de carne tiene un nicho muy especial y pequeño del mercado, en la medida en que se registran unos precios casi siempre superiores a los US$5.000 por tonelada”, expresó el ministro.

Según el alto funcionario, “los diez años de desgravación son un tiempo prudencial, en el que los ganaderos colombianos podrán ganar competitividad no sólo para servir el mercado local, sino para incursionar con éxito en el estadounidense y en otros mercados”.

Los ganaderos podrán importar equipos e insumos agrícolas con cero arancel, lo cual les permitirá tecnificar su sistema de producción a través de la reducción de costos, y del aumento de la eficiencia y de la productividad, remarcó el informe de prensa.

Tema sanitario. Las ventajas del TLC se extenderán además a los temas sanitarios y fitosanitarios, que son los de mayor preocupación a los productores.

El Tratado ayudará a la agilización de los procesos de admisibilidad sanitaria de la carne colombiana, en la medida en que el Acuerdo contempla la existencia de un Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias.

Dicho Comité tiene dentro de sus funciones facilitar el comercio entre los dos países, así como los procesos de admisibilidad de los productos comercializados.

Las tareas pendientes tienen que ver con el reconocimiento, por parte de Estados Unidos de Colombia como país libre de aftosa con vacunación; y el reconocimiento del sistema de inspección de carnes, lo cual es una labor conjunta entre el sector público y privado, que requiere de esfuerzos adicionales.

En el caso del sector privado, se requiere realizar las inversiones necesarias para cumplir requisitos adicionales de estándares sanitarios americanos.

En estas actividades, el ha venido trabajando desde las negociaciones del TLC, cuando se trazó una ruta crítica que se ha venido ejecutando para poner al día a Colombia en materia institucional y sanitaria, tarea que se encuentra dentro del proceso de implementación.

En este sentido, es necesario tener en cuenta que los temas sanitarios toman tiempo, que “lograr ser país libre de aftosa con vacunación con reconocimiento de la Organización Mundial de Salud Animal (OIE), por poner un ejemplo, nos ha tomado más de dos décadas, y muchos esfuerzos en el sector productivo y en el público”, explicó el Ministro.

Asimismo, lograr tener unas mejores condiciones de inocuidad en los productos, en la industria y en la institucionalidad sanitaria está llevando menos de una década, labor que se inició en 2005, entre el sector público y privado.

Sector lácteo. En cuanto al sector lácteo, Colombia logró una cuota de acceso preferencial de 9.000 toneladas de productos derivados de la leche, la mayoría de las cuales (4.600 toneladas) están concentradas en quesos, el mayor potencial de exportación del país.

También tienen un peso importante la cuota las mantequillas, de las que se podrán vender en ese mercado 2.000 toneladas; y otros productos lácteos como leches saborizadas, en igual cantidad.Colombia ya está exportando lácteos a Estados Unidos.

Una de las empresas más representativas, Alpina, aumentó en 35,9% el volumen de sus ventas a ese país durante 2011, mientras que en valor el incremento fue de 33,6%.

Panorama positivo. El consumo de carne per cápita en Estados Unidos durante 2011 fue de 37,3 kg, según cálculos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos; y aún cuando la previsión para este año es un poco menor (36 k), la cifra, de todas formas, es significativa para los intereses comerciales de Colombia, concluyó el ministro.

Durante 2011, Colombia produjo 820.985 toneladas de carne, de las cuales se exportaron 28.039 toneladas. Los principales mercados de Colombia son el Líbano, país al que se exportaron US$39,8 millones en 2011 (67% del total exportado), seguido de Egipto, con US$11 millones.

Esto, sumado al hecho de que, desde este año, la carne bovina colombiana tiene acceso a Rusia. El primer mercado latinoamericano es Perú, el cual participó con el 9,3% de las exportaciones colombianas, esto es, 6 millones de dólares.