A Drummond se le acabaron las prórrogas. Su puerto carbonífero ubicado en la ensenada de Alcatraz, en Ciénaga (Magdalena) y operado por la compañía American Port Company, no podrá seguir operando hasta que no esté funcionando el sistema de cargue directo de carbón, según anunció este miércoles la ministra de Ambiente, Luz Helena Sarmiento, desde Santa Marta.

La compañía tendrá 48 horas para sacar el carbón que le queda en el puerto, decidió el gobierno.

El mismo presidente, Juan Manuel Santos, había hecho la antesala para el anuncio: “en estas últimas 24 horas nos tocó tomar decisiones como mandar a la ministra de Medio Ambiente para arreglar una situación con una empresa muy importante, la Drummond, que está incumpliendo la ley y está manteniendo una forma de exportar carbón que está contaminando la Bahía de Santa Marta”.

Aunque la minera tuvo siete años para reemplazar el uso de barcazas —como las que hace un año provocaron el derrame de 1.857 toneladas de carbón en el mar Caribe— por un sistema de bandas transportadoras más seguro, no cumplió con el plazo que había fijado la ley para tener listas las obras (el 1 de enero de 2014).

El 20 de diciembre, los directivos de la Drummond anunciaron que debido a la huelga de 53 días protagonizada por sus trabajadores durante el año pasado, la compañía sólo tendría listas las obras de ampliación del muelle para marzo.

Este incumplimiento llevó a que la semana pasada la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) anunciara que abrirá investigaciones sancionatorias a American Port Company y a otras tres sociedades portuarias (Río Córdoba y Mamonal y Sociedad Portuaria de Barranquilla) que tampoco cumplieron con la adecuación del cargue directo.

La ANLA aseguró que de estas investigaciones resultarán sanciones que irían desde multas (que podrían sumar hasta 5.000 salarios mínimos por día), hasta el cierre temporal o definitivo de las actividades de cargue.

El ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta Medina, respaldó las decisión de su par de Ambiente a pesar del golpe que significa para la economía colombiana esta parálisis de la actividad de cargue.

“A los gobiernos les toca tomar decisiones a veces difíciles; unas que causan problemas, otras que causan alegrías (...)”, dijo el presidente Juan Manuel Santos después de haberle ordenado a la ministra Luz Helena Sarmiento viajar a Santa Marta y encargarse personalmente del caso Drummond.