Ante la escasez de cemento y especulación en su precio, principalmente en Santa Cruz, el gobierno anunció que prepara la importación de ese producto desde Venezuela. Algunas ferreterías de la capital cruceña venden la bolsa hasta en Bs 65.

“Tenemos algunos acuerdos para poder comprar (cemento) de Venezuela, yo creo que vamos a agilizar eso”, afirmó la ministra de Desarrollo Productivo, Antonia Rodríguez, según la agencia ANF.

Según la autoridad, el gobierno cuenta con los recursos necesarios para realizar la compra de cemento venezolano.

En caso de desastres naturales y escasez de productos, “nuestro Presidente se mueve para realizar cualquier compra”, aseguró la ministra.

No obstante, explicó que la medida será previamente analizada por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conapes), instancia que al final definirá la eventual importación.

La Razón informó este viernes de que la producción de cemento se encuentra al límite y hay una sobredemanda que ha comenzado a provocar escasez y especulación en Santa Cruz y rezago en la distribución en el mercado paceño.

Datos del Instituto Boliviano del Cemento y el Hormigón Armado (IBCH) dan cuenta que la producción nacional de cemento al 25 de julio de este año alcanzó 1.323.282 toneladas, pero las ventas llegaron a 1.303.754 toneladas.

Venta. Durante el pasado fin de semana, la población tuvo dificultades para abastecerse de cemento en Santa Cruz. Radio Fides reportó que algunas personas se vieron obligadas a realizar largas filas en las agencias distribuidoras, donde la bolsa se comercializa a 51,50 bolivianos.

“El cemento se termina muy rápido, se vende como pan caliente”, relataron los vendedores. Por otro lado, hubo consumidores que denunciaron que la bolsa del producto era vendida en Bs 65 por algunas ferreterías, donde la transacción era condicionada a la compra de otros insumos para la construcción.

Datos del IBCH dan cuenta que al mes de julio las ventas se incrementaron en 10,11%, respecto a similar período del 2009, es decir, en 119.681 toneladas. En Santa Cruz, las ventas crecieron en 8,81%. Entre las empresas que registraron cifras positivas están Fancesa, que es administrada por Soboce, e Itacamba. Por el contrario, Soboce Warnes y Coboce redujeron ventas.

De acuerdo con el reporte de ANF, la cementera Warnes indicó que la escasez no tiene su origen en la producción, sino en el incremento de la demanda que fue del 30%, cuando la cifra estimada era de sólo el 19%.
Este medio intentó conocer la versión de la Sociedad Boliviana de Cemento (Soboce) acerca del tema, pero la Unidad de Comunicación de la compañía no atendió el requerimiento.

A decir del gerente del IBCH, Marcelo Alfaro, el aumento en la demanda de cemento responde a la mayor cantidad de edificaciones privadas.

El fenómeno se presenta porque existe mayor demanda de cemento ante el incremento de edificaciones privadas (viviendas, edificios) y por la época seca, que es ideal para levantar obras. Aseguró que las cementeras tienen capacidad para cubrir la sobredemanda.