Brasilia.- La Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) de Brasil aprobó hoy el reglamento que libera la utilización de aeronaves a control remoto (drones) para uso comercial.

Según el presidente de la ANAC, Ricardo Botelho, la utilización de drones estará sujeta ahora a procesos administrativo, civil y criminal.

Esperada con expectativa por el mercado, la reglamentación normalizará los procedimientos para uso de las aeronaves, dando seguridad jurídica y operacional, lo que favorecerá el crecimiento del sector.

La previsión es que con la medida el mercado brasileño de drones se duplique en los próximos años. Entre las novedades respecto a las normas vigentes está la exigencia de capacitación para los pilotos de equipos con más de 25 kilos de peso.

También será exigida la capacitación para drones con menos de 25 kilos que vuelen por encima de 400 pies (121 metros).

La expectativa del gobierno es que la nueva normativa permita una gran expansión del mercado de aeronaves a control remoto en usos como pulverización de cultivos, seguridad privada y pública, y servicio de entregas.

Hasta el momento era necesario tener autorización individual de la ANAC para usar drones, pero la falta de reglamento llevaba a la agencia a tener que analizar los pedidos caso por caso y vetar una parte importante de las solicitudes.