Brasilia. Brasil retiró este martes del presupuesto 2018 una estimación de ingresos por la privatización de la empresa de energía eléctrica estatal Eletrobras, argumentando una menor probabilidad de que esos fondos se materialicen este año.

El Gobierno también redujo su proyección de crecimiento del producto interno bruto (PIB) para el año, debido a una recuperación decepcionante de la peor recesión de Brasil en décadas.

Las autoridades habían previsto obtener 12.200 millones de reales (US$3.300 millones) en 2018 por la privatización de Eletrobras ELET3.SA, una medida resistida en el Congreso. En una rueda de prensa, el ministro de Planificación Esteves Colnago dijo que el Gobierno había decidido ser "prudente".

"Eletrobras sigue siendo una prioridad para el Gobierno, pero hay un riesgo de que ese ingreso sólo pueda registrarse a comienzos del año que viene", indicó Colnago.

Las declaraciones resaltan los problemas que enfrenta el equipo del presidente Michel Temer para avanzar en su plan de privatización de cara a las elecciones presidenciales y legislativas de octubre, mientras intenta mantener controlado el incremento de la deuda pública.

En febrero, el Gobierno ya había congelado 8.000 millones de reales (US$2.151 millones) del gasto 2018 para hacer frente a posibles demoras en la aprobación del plan. Este martes, liberó un gasto de 2.000 millones de reales (US$546 millones) sobre todo por un aumento de los ingresos de subastas petroleras por mayores precios del crudo y regalías.

Esto ayudó a aumentar en 6.064 millones de reales (US$1.630 millones) las proyecciones de ingresos netos del Gobierno en 2018, frente a un alza de 1.423 millones de reales (US$382 millones) en la estimación de gastos primarios.

El Gobierno ahora espera que la economía brasileña se expanda un 2,5% en 2018, desde una expectativa previa de 2,97%, aunque subió el pronóstico de crecimiento en 2019 a 3,3% desde 3%.

La revisión bajista de este año llega tras una serie de indicadores económicos decepcionantes tanto en las ventas minoristas como la actividad industrial y la confianza de los consumidores.