México DF. El gobierno de Ciudad de México canceló los planes para construir una nueva línea de tranvía en el centro de la ciudad, luego que la única oferta para el proyecto fuera considerada demasiado cara.

El circuito de tranvía fue planeado como una forma limpia de transporte y una atracción turística, que iría desde la principal plaza y una estación de trenes al noreste del centro de la ciudad.

A mediados de mayo, un consorcio liderado por la filial local del grupo francés Alstom presentó la única oferta para construir, mantener y operar la línea.

Sin embargo, esta semana el gobierno de la ciudad informó en un comunicado que había rechazado la oferta de Alstom.

Durante una entrevista en W Radio de México, Rufino León, titular de los sistemas de transporte eléctrico de la ciudad, dijo que el precio de 6.200 millones de pesos (US$478 millones), a valor actual, por el circuito de tranvía superó los 4.600 millones de pesos aprobados por la ciudad.