A partir de abril de este año, El Salvador cambiará la manera en que se vende y comercializa el gas propano en ese país, porque entrará en vigor la reorganización del subsidio que entrega el gobierno y así se espera detener el impacto del contrabando, según informa el periódico La Prensa Gráfica.

“Confiamos en que vamos a tener una idea clara del volumen de gas propano que se vende en el mercado interno a partir de la desaparición del subsidio a través de la oferta”, dijo Héctor Dada, titular del Ministerio de Economía (Minec). Significa que a partir de abril ya no se compensará a las gaseras para que mantengan un precio fijo generalizado, sino que se estarán dando transferencias en efectivo al 72% de los consumidores para que compren su tambo (barril) de 25 libras a US$5,10.

Esperan que esto detenga el contrabando de tambos (barriles) que ahora llega hasta Guatemala y Honduras, donde no se aplica el subsidio y está robando mercado a las empresas locales. “Ya hace que el contrabando no tenga ninguna razón de ser porque no es negocio para nadie”, dijo Dada.

Cifras. Datos de la empresa privada indican que los tambos que llegan de manera ilegal a los mercados vecinos podrían absorber el 25% de las ventas totales. Así, si en 2010 se pagaron US$140 millones en subsidio, significa que se aprovecharon US$35 millones para patrocinar el movimiento ilegal del producto.

Una de las medidas a adoptar para evitar el acaparamiento, una vez inicie el nuevo sistema, será la de poner una marca en el tambo de 25 libras.

El ministro Dada detalló que será una señal “indestructible” para aquellos cilindros que venderán al precio normal o precio de mercado, es decir, cerca de US$14. Los que todavía se hayan distribuido bajo el sistema de subsidio generalizado –el que todavía está vigente– se mantendrán normales, sin señales.

La Asociación Salvadoreña de Comercializadores e Importadores de Gas Licuado de Petróleo (Asogas) pronostica una contracción de hasta un 15% en la demanda de gas, como consecuencia del aumento de precio que sufrirá este hidrocarburo a partir del próximo 1º de abril.

“A mayor precio de un producto lo primero que se viene es una contracción de ventas, es un principio básico de las leyes del mercado. Eso si va a suceder, porque mientras la gente organiza su bolsillo y su presupuesto familiar va a haber una contracción”, aseguró el director ejecutivo de Asogas, Enrique Portillo.