Tegucigalpa. Al descubierto quedó la existencia de otro impuesto en contra de la débil economía del pueblo hondureño. El Congreso Nacional aprobó durante la madrugada del 14 de diciembre de 2011 el cobro de US$17 a los nacionales y extranjeros que entren o salgan del territorio nacional por vía aérea, marítima y terrestre.

Mediante el decreto número 252-2011 se crea la "tasa de seguridad", que será pagada de manera directa a la empresa Securiport, a quien se le adjudicó, sin participar en un proceso de licitación, un contrato por 10 años. 

La referida tasa se aplica, en el caso de los cuatro aeropuertos internacionales del país, de manera adicional a los US$37.80 que pagan los pasajeros extranjeros y de US$34.80 cancelados por los nacionales cuando salen del país por la vía aérea.

Según fuentes de InterAirports, este cobro tampoco está vinculado al proyecto de modernización de las terminales aeroportuarias desestimado a finales del año anterior por el presidente Porfirio Lobo.

Fuentes del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) expresaron que esta tasa no está contemplada en la Ley de Seguridad Poblacional, aprobada a mediados de 2011 por el Congreso Nacional. 

El pago. El presidente de la Cámara Nacional de Turismo de Honduras (Canaturh), Epaminondas "Pamy" Marinakys, expresó que ese contrato establece el cobro de los US$17 cuando los hondureños y los extranjeros salgan o entren del territorio nacional por la vía marítima, terrestre y aérea.

El anexo B del referido contrato denominado "Localidades a implementar" detalla los nombres de las cuatro terminales aéreas en operación y también la denominada "delegación de Palmerola-Comayagua". 

Se toman en cuenta 10 localidades fronterizas diseminadas con El Salvador, Nicaragua y Guatemala, así como siete localidades portuarias.

Impacto al turismo.  Para el presidente de Canaturh, Epaminondas Marinakys, un turista pagará US$17 cuando ingrese al país por vía terrestre, aérea y marítima. Cancelará similar monto cuando salga del este, o sea, que el impacto económico será de US$34 por persona.

El decreto, continuó, será cobrado de manera directa en los pasajes aéreos. "Me imagino que en los puestos fronterizos se bajará a los pasajeros de bus para que cancelen los US$17.

Marinakys indicó que a Roatán arriban al año un millón de cruceristas, se estima que por la vía aérea nos visitan unos 600.000 extranjeros y la terrestre unos 400.000.

Se estima que la inversión que efectuará la firma Securiti port la recuperaría en un año al cobrar esta tasa a los cruceristas que llegan a Roatán.

Manto de misterio. El contenido del convenio trascendió este viernes en el marco de una reunión del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), ante el asombro de representantes del sector turismo, líneas aéreas y de las cámaras de comercio, entre otros empresarios.

El decreto indica en uno de sus considerandos que mediante el acuerdo ejecutivo número 29-2011 del 24 de marzo de 2011, emitido por el presidente Porfirio Lobo, se autorizó a la Secretaría del Interior y Población para que mediante procedimiento de contratación directa, se suscribieran en las mejores condiciones contractuales con la sociedad Securiport, un contrato para la operación de un sistema de control de la entrada y salida de las personas hacia o desde el territorio nacional. 

Según el documento, la empresa invertirá más de US$31 millones en equipos, tecnología, programas de cómputo y otros costos de capacitación para instalarse en las referidas 22 localidades del país.

Securiport, continúa el texto, construirá un banco único de huellas digitales con las huellas capturadas a través de la operación de su sistema biométrico, el que será propiedad de la Secretaría del Interior y será operado por las autoridades hondureñas para el procesamiento y comparación de huellas dactilares capturadas. 

También se incluirán en el banco de huellas de otras fuentes proporcionadas por la Secretaría del Interior, dice el contrato.

El apartado A.4 denominado financiación del Sistema IICS, la firma Securiport se compromete a asumir todos los costos y gastos en los que incurra la operación del sistema llamado IICS. 

La firma se compromete a invertir US$31.644. 226.00 dólares en la instalación de equipos y programas de cómputo, cámaras de video y tecnología especializada e inédita en todos los aeropuertos internacionales y los pasos fronterizos legalmente autorizados por la Secretaría del Interior.

Con la instalación de estos equipos se pretende, según este decreto, garantizar la seguridad nacional en el ingreso, estadía y salida de personas al y del territorio de la República, a través de medios científicos, tecnológicos e informáticos, necesarios para el control biométrico, fotográfico y otros que permitan cruzar información con países amigos que den cumplimiento a los convenios y tratados internacionales de lucha contra el crimen organizado, terrorismo y delincuencia común.