El ministro de Hacienda de Colombia, Juan Carlos Echeverri, defendió este miércoles el proyecto Metro para Bogotá, y dijo que el gobierno del presidente Juan Manuel Santos apoyará su construcción y puesta en marcha.

El jefe de la cartera de Hacienda dijo que es vital que la capital tenga un Metro, porque según estudios realizados está comprobado que de no llegar a construirse, en el año 2012 la velocidad en transporte público será inferior a la de un peatón caminando en la acera.

Echeverri dijo que el Metro se necesita porque la ciudad está creciendo a pasos agigantados, y los sistemas de transporte vigentes no suplirán la demanda en unos años.

"Para financiar el proyecto, la nación necesita saber a ciencia cierta que con esos modelos técnicos se garantizará la autosostenibilidad de la operación; y más importante que eso, requiere conocer de manera muy específica toda la planificación, porque si vamos a invertir unos cuatro billones de pesos, tenemos que conocer detalle a detalle cada parte de esa reestructuación".

Finalmente terminó diciendo "vamos despacio que tenemos afán".

Capricho. Por su parte, este miércoles el Partido Verde citó a un debate en la Cámara de Representantes del Congreso para sentar su posición con respecto al proyecto Metro liderado por el alcalde Samuel Moreno.

El representante Alfonso Prada dijo que no está de acuerdo con el proyecto, porque no hay estudios de demanda que garanticen que el Metro es la solución para la movilidad en Bogotá.

Señaló que hay incertidumbre con respecto a la financiación del sistema, y que así mismo lo aseguran los validadores de la Universidad Nacional.

Prada indicó que la Administración Distrital está improvisando con el proyecto, y dijo que la capital no puede quedar endeudada por un "capricho político".

Se refirió al documento Conpes -Consejo Nacional de Política Económica y Social- aprobada por el gobierno del ex presidente Uribe, y puntualizó en que no tiene bases sólidas para asegurar que la construcción del Metro es un hecho.

"Uno de los puntos del Conpes dice que las administraciones deben mejorar los sistemas de movilidad existentes; cosa que no ha hecho el gobierno de Samuel Moreno con el Transmilenio, al cual le falta mejoras en las estaciones. Es mejor invertir en ese sistema de transporte que en el Metro, del cual no se tiene certeza ni financiera ni en materia de demanda", dijo el representante.

Aseguró que la Administración le está mintiendo a la ciudadanía cuando dice que la primera línea será una de las más baratas del mundo. "El kilómetro más barato se dio en Santiago (Chile) y costó US$64 millones; el más caro fue en Sao Paulo (Brasil) y tuvo un costo de US$224 millones. Si hacemos una media de eso, nos podemos dar cuenta que la primera línea en Bogotá podría costar más de US$3.000 millones".

Agregó que tampoco es cierto que el Metro pueda ser un sistema autosostenible como dice la Administración, y argumentó su afirmación diciendo que en el mundo no ocurre eso en ninguna parte.

Finalmente, dijo que le parece muy grave que el alcalde Samuel Moreno no tenga en cuenta los conceptos de las universidades Nacional y Andes, con respecto a las especificaciones y recomendaciones que han hecho al proyecto.