Managua. El gobierno de Nicaragua prevé tomar medidas para frenar las constantes alzas de los combustibles, cuyos precios se han disparado incontrolablemente en las últimas seis semanas, afirmó este martes el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez.

El legislador, quien es presidente de la Comisión de Producción y Economía de la Asamblea Nacional (parlamento), afirmó este martes que el gobierno de Nicaragua anunciará medidas ante las alzas de los combustibles.

Los incrementos han impactado negativamente en la economía del país y, particularmente, en el costo de la canasta básica nacional.

El galón (de 3,8 litros) de gasolina regular pasó de US$4,9 a US$5,16, y la gasolina súper se disparó de US$5,28 a US$5,80 por galón.

Gutiérrez no descartó que pueda darse una reforma a la Ley de Hidrocarburos, pero añadió que las autoridades deberán asumir una posición en ese sentido para determinar las medidas a tomar que más convengan a la nación.

"Recordemos que el combustible es un producto líder en la formación de precios, y nosotros creemos que éste es un fenómeno al que se le tiene que dar especial atención de parte de los expertos en este tema", expresó el legislador.

Gutiérrez consideró que, en este caso, tienen mucho que decir el Ministerio de Energía y Minas (MEM), el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) y el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific).

La víspera, directivos del Instituto Nicaragüense de Defensa del Consumidor (Indec) demandaron al gobierno la promulgación de una ley que regule los precios de los carburantes para evitar tendencias especulativas.

Marvin Pomares, presidente del Indec, dijo que el organismo presentó hace algunos años una iniciativa de ley tendente a la regulación de los precios de los combustibles que actualmente se fijan por la oferta y la demanda.

La propuesta del Indec se produjo luego de que los precios de los combustibles experimentaron el fin de semana la mayor alza de las últimas seis semanas.