Nicaragua anunció que ocupará la segunda silla más importante en las distribuidoras de energía del país, donde tienen el 16% de las acciones y compartirá decisiones con los nuevos dueños de la sociedad
TSK-Melfosur Internacional, conformada por las españolas TSK y Melfosur.

Bayardo Arce, asesor económico de la Presidencia nicaragüense, indicó que el segundo ejecutivo al mando en las distribuidoras Disnorte y Dissur será un funcionario del Ministerio de Energía y Minas, aunque se reservó su identidad.

La española Gas Natural vendió sus participaciones en las distribuidoras Disnorte y Dissur a la sociedad nicaragüense TSK-Melfosur Internacional por US$57,8 millones, informó el pasado martes la compañía en Barcelona.

La filial de la española Gas Natural Fenosa era dueña del 84% de las acciones de las distribuidoras eléctricas Disnorte y Dissur que distribuyen la energía eléctrica en Nicaragua desde 2000 y por un período de 30 años.

La eléctrica española cedió al Estado nicaragüense en mayo de 2008 el 16% de las acciones de su filial en Nicaragua como pago de una deuda por US$11,5 millones, y un asiento en el consejo de administración de su filial en Managua.

El gobierno sandinista ha dicho que el 16% de las acciones del Estado no son negociables.