Asunción. El Gobierno paraguayo regulará el uso de energía eléctrica en instituciones del Estado mediante un decreto que extiende una serie de medidas adoptadas los últimos meses en el marco de una crisis energética, anunció el martes una fuente oficial.

La viceministra de Minas y Energía, Mercedes Canese, dijo que la medida de control permanente del consumo, permitirá un importante ahorro de electricidad para evitar que se repitan escenas recientes en las que barrios enteros quedaron a oscuras y sin agua potable debido a los cortes de energía.

"Ya se está implementando pero la idea es que sea algo permanente (...) El decreto establecerá mecanismos para controlar y monitorear eso (el consumo) y medidas que nos pueden ayudar a ahorrar", dijo Canese a periodistas.

El país, propietario junto a Brasil y Argentina de dos enormes hidroeléctricas, soportó entre febrero y marzo frecuentes cortes de electricidad, en medio de una ola de calor que disparó el consumo doméstico a records.

La crisis obligó a firma estatal de electricidad a declarar emergencia en febrero para acelerar la renovación de sus redes de trasmisión e impulsó medidas paliativas mientras avanzan las obras para modernizar el tendido, que demandarán al menos tres años.

Entre las medidas tomadas, que ahora se extenderán a todo el año, están el reducir el consumo al mínimo fuera del horario laboral diurno, el cambio a lámparas de bajo consumo y limitar al máximo el uso de luces ornamentales en edificios emblemáticos como el Palacio de Gobierno.

"Tenemos abundante energía pero lastimosamente no tenemos la infraestructura para hacer llegar esa energía a la población (...) criterios de uso inteligente son parte del proceso que nos va a llevar a que no tengamos más este problema", agregó Canese.

La funcionaria explicó que mientras se implementan las medidas de control de consumo, avanzan los estudios para el inicio de la instalación una red de transmisión de 500 kilovatios desde la hidroeléctrica Itaipú, que Paraguay comparte con Brasil y será financiada por el país vecino.