Lima. El viceministro del Trabajo, Javier Barreda dijo que los trabajadores de la minera Due Run estaban siendo utilizados y chantajeados. Además habría versiones en las que se dice que representantes de la empresa y los trabajadores habrían acordado de renovar la suspensión temporal de sus actividades hasta el 31 de octubre.

El problema se genera entonces porque el gobierno ya anunció el cierre de las operaciones, debido al incumplimiento del Programa de Adecuación y Manejo ambiental y no piensa retroceder. "Entiendo a los trabajadores, tienen una preocupación respecto a su futuro laboral, pero la empresa en muchos casos juega a tensarlos, a preocuparlos y a chantajearlos. Por eso salen a bloquear la carretera. Están siendo utilizados", comentó Barreda en una publicación de El Comercio.

El viceministro, con el propósito de dar mayor seguridad a los empleados de la compañía , dijo que nadie quedará desamparado.

Por lo mismo se puso en marcha un plan de capacitación, que implicó una inversión de US$1.9 millones para reubicarlos. "El plan de empleabilidad no es un plan de reconversión propiamente dicho, sino que implica tres áreas fundamentales: una de asesoramiento, de reubicación inmediata a través de las bolsas de trabajo que ya existen, la recalificación para potenciar sus habilidades, entre otros", indicó.

La autoridad de gobierno espera además que el poder judicial "no actúe en complicidad y respete la decisión del ejecutivo con respecto al cierre de la minera". La autoridad imagina que la empresa apelará a los mecanismos legales y judiciales para dar una respuesta a la norma.