Caracas. Al inspeccionar la instalación de 4 unidades térmicas de respuesta rápida, las que elevarán en 134 megavatios (MW) la capacidad instalada de la Electricidad de Caracas (EDC), el ministro de Energía Eléctrica de Venezuela, Alí Rodríguez, afirmó que las máquinas que se incorporarán gradualmente hasta entrar en operaciones el 15 de mayo, reforzarán la estrategia de construir un anillo en torno a Caracas, para “garantizar que haya suficiente energía, independiente de los niveles del embalse de Guri".

Rodríguez explicó que el fallido plan de racionamiento eléctrico para la capital preveía una meta de ahorro mensual de 400 MW por parte de EDC, pero ahora que se han flexibilizado las medidas. Sin embargo, insistió que "esa meta se mantiene, pero a través de mecanismos distintos".

El ministro indicó "estamos convencidos de que no será necesario dictar medidas extraordinarias o especialísimas, por supuesto que vamos dosificándolas, pero sólo si éstas son imprescindibles las aplicaremos".

Enfatizó que la crisis se superará, "no tengan la menor duda de que vamos a salir de esta situación", informó El Universal.

Por su parte el vicepresidente, Elías Jaua, explicó que si bien el embalse de Guri desciende entre 11 y 12 centímetros al día, "puede funcionar con ese desempeño hasta mayo y más”.

Agregó que “antes de esa fecha estamos seguros que Dios hará que llueva y si no, tendremos nuestro sistema de autogeneración, como éste, para las grandes ciudades".

Jaua indicó que el objetivo del gobierno es "crear un sistema termoeléctrico alterno al Guri, pero es a largo plazo", que incluye unas 30 obras que proporcionarán más de 1.000 MW al país.

Puntualizó, al igual que Rodríguez, que la crisis energética se superará.