El Gobierno de Ecuador anunció un plan para desarrollar el sector forestal para fines comerciales, el objetivo es convertir al país en una potencia en ese ámbito, sin dejar de lado los beneficios ambientales.

En su informe semanal de actividades, el presidente Rafael Correa detalló algunas líneas del plan para fomentar el desarrollo de los procesos de forestación y reforestación a nivel nacional, que tendrá una inversión de unos US$200 millones.

El gobernante destacó la experiencia en el desarrollo de la industria forestal de Chile, país que, expuso, invirtió "muchísimo" otorgando incentivos y subsidios y actualmente está recaudando mucho más gracias a los impuestos que genera la actividad.

Entre los objetivos específicos del plan están: reducir la explotación de bosques nativos, estimular la plantación forestal en comunidades campesinas y generar materia prima para la industria maderera.

El mandatario informó que se prevén incentivos para la reforestación. Entre los beneficiarios están las asociaciones de cooperativas y comunas, gobiernos locales y actores sin fines de lucro, con una cobertura del 100%.

En el caso de propietarios particulares (personas naturales con fines de lucro), cobertura del 75%, más el costo de establecimiento y mantenimiento los cuatro primeros años, dependiendo de la clase de especies.

“Estos son fuertes incentivos, que significa que va a haber erogación por parte del Estado, pero recuperando todo esto, como nos ha demostrado la experiencia chilena, cuando ya esta industria se consolide y empiece a pagar impuestos; además de todas las externalidades positivas que genera: empleo, medio ambiente limpio, etcétera”, refirió el presidente Correa.

Los beneficios ambientales (las externalidades positivas a las que se refirió el mandatario) son incremento de la biodiversidad silvestre, reducción del efecto invernadero, mejoramiento de la calidad, aire y suelo.

Las ventajas económicas con incremento de exportaciones, reducción de importaciones de papel y cartón, desarrollo de nuevas industrias madereras y contribución al incremento del producto interno bruto.

La iniciativa gubernamental tiene previsto generar un incremento del empleo en la zona rural –1’095.172 el total de jornales, 91.200 jornales al mes-, y el mejoramiento de la calidad de vida de la población en general.