Madrid. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, dijo el martes en el Senado que pretende alcanzar antes del 1 de julio un acuerdo con los partidos políticos y las empresas del sector energético sobre el futuro mix energético español y el papel de las energías renovables en el mismo.

Según declaraciones del ministro confirmadas por un portavoz, el gobierno pretende que el sistema energético sea competitivo para las compañías y también para los consumidores, que asumen su coste a través de la factura de la luz.

El gobierno, que en los últimos años ha apostado con fuerza por las energías renovables, presentó en marzo a los partidos políticos su propuesta de mix energético español, que incluye un previsto incremento del 87% en la potencia verde instalada en 2020.

El Ejecutivo también está trabajando en una nueva regulación renovable que marque el camino hacia 2020, con previsibles recortes en las subvenciones que perciben los productores, que en 2009 ascendieron a 6.000 millones de euros.

La inquietud por los futuros cambios, todavía sin concretar, tuvo efecto en las cotizaciones de las compañías del sector. Además, en el último mes, dos empresas de renovables españolas -Renovalia y T-Solar- decidieron aplazar sus planes de salir a bolsa aludiendo la crisis de los mercados y a la incertidumbre regulatoria en España.