Madrid. El regulador energético español, la Comisión Nacional de la Energía, no va a estudiar la operación de Sacyr y Pemex en Repsol al argumentar que ésta no afecta a la seguridad de suministro de España.

"No vamos a estudiar la operación puesto que no afecta a la función 14", dijo una portavoz del regulador.

La función 14 comprende aquellos casos que impliquen riesgos a las actividades reguladas o que estén sujetas a una intervención administrativa y su aplicación obliga al regulador a emitir un informe para la operación en cuestión.