La Haya. El Gobierno holandés planea sacar a bolsa por etapas al banco ABN Amro, nacionalizado tras la crisis financiera, empezando con una participación del 30% que podría valorizarse en hasta 4.500 millones de euros (US$5.000 millones), indicó el viernes el ministro de Finanzas.

La decisión allana la vía para una de las mayores salidas a bolsa de un banco en años -el Gobierno holandés valoriza al banco en cerca de 15.000 millones de euros- y marca un hito en la larga recuperación de Europa de la crisis financiera de 2008.

El ministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem, dijo en un comunicado que la venta inicial podría ser equivalente a entre 3.000 millones de euros y 4.500 millones de euros y se podría realizar el cuarto trimestre de este año, dependiendo de la aprobación del Parlamento.

Dijsselbloem dijo además que esperaba que el Estado siguiera siendo accionista del banco por "varios años" tras la venta inicial.

ABN era uno de los mayores prestamistas del mundo, pero en 2007 fue estatizado y escindido en una oferta hostil por 71.000 millones de euros, la mayor en la historia de la industria bancaria.

Esa operación resultó desastrosa tanto para ABN como para sus compradores: Royal Bank of Scotland -que posteriormente fue nacionalizado por el Gobierno británico-, Santander y el ahora desaparecido Fortis.

El resto de ABN fue adquirido por el Estado holandés un año después de la venta a un costo total de 24.000 millones de euros.