Tegucigalpa. El gobierno de Honduras aprobó este martes un decreto con el que busca evitar actos irregulares a la hora de importar arroz, como los que se han dado recientemente con la excusa de supuesto desabastecimiento del grano.

Durante la sesión de Consejo de Ministros llevada a cabo en Casa de Gobierno, se determinó regular la llegada de este producto al país, luego de que meses atrás se destapara el escándalo por los llamados “arrozazo II” y “arrozazo III”, lo que dejó en entredicho la transparencia de algunas instituciones del Estado, y de sus titulares.

El Decreto Ejecutivo aprobado este martes, establece la creación de un comité que dará seguimiento a las disposiciones gubernamentales en ese tema.

Dicho comité estará integrado por representantes de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), Industria y Comercio, Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI); Instituto de Mercadeo Agrícola (IHMA), Instituto Nacional Agrario (INA), así como representantes de los productores nacionales de arroz, agroindustriales, y consumidores.

Según lo explicó el viceministro de Industria y Comercio, Melvin Redondo, la nueva medida permitirá determinar el volumen de desabasto en Honduras considerando las condiciones de oferta, producción nacional, inventario físico existente en el país y el volumen de los contingentes arancelarios vigentes.

El funcionario detalló que la determinación de desabasto se hará en agosto de cada año y que el período del mismo no irá más allá de diciembre de cada año.

Con esta medida, el presidente Porfirio Lobo espera no recibir más “golazos” de sus funcionarios, como los que él mismo admitió haber recibido con los “arrozazos”.