El gobierno declaró ayer emergencia ante una inminente escasez de frijoles en todo el país. La medida fue aprobada vía decreto en sesión de Consejo de Ministros debido al impacto generado por las lluvias en la producción del grano en el territorio nacional.

La emergencia autoriza la compra directa de frijol por un monto de 10 millones de lempiras (US$519.238) que deberá facilitar el Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (Banadesa) ante el riesgo de una especulación de precios en el mercado debido a la escasez del grano.

El ministro de Industria y Comercio, Óscar Escalante, advirtió que se iniciarán rigurosos operativos de supervisión de bodegas para evitar el acaparamiento y la especulación del frijol en todo el país.

El decreto ejecutivo establece que Banadesa financiará la suma de 10 millones de lempiras para que el Instituto Hondureño de Mercadeo Agrícola (IHMA) compre el grano y luego la Suministradora Nacional de Productos Básicos (Banasurpo) realice la distribución.

Inicialmente, Escalante propuso que la compra se efectuara a través de Banasupro, sin embargo, el presidente Porfirio Lobo planteó que fuese por medio del IHMA, debido a la logística y equipamiento que requiere el tratamiento del grano.

El gobierno aprobó los recursos para la importación del grano que podría comprarse en México, Colombia y la misma región Centroamericana.

Esta situación de emergencia fue generada a raíz de la pérdida de aproximadamente el 70% de la producción de frijol, que era parte de la cosecha de primera.

De acuerdo con los productores de granos básicos, la producción de primera se estimaba en 800,000 quintales, de los cuales apenas se podrán obtener 200,000 quintales.

Aunque el clima a comenzado a mejorar en varias zonas del país, especialmente en Olancho, la salida de la producción de postrera estaría lista hasta dentro de 60 o 70 días.

Para la producción de primera Honduras espera cultivar centenares de manzanas, de las cuales se pretende obtener 1.6 millones de quintales del grano, principalmente de los departamentos de Olancho, Yoro y El Paraíso. Honduras consume alrededor de 2.4 millones de quintales de frijol.