Tegucigalpa. A seis meses de haber iniciado la investigación sobre el contrabando de combustibles, el gobierno sigue sin dar pistas de los responsables de este delito.

El trasiego de derivados del petróleo está dejando millonarias pérdidas al fisco, sin embargo, nadie se hace responsable este nuevo atraco.

La Comisión Administradora de Petróleo (CAP) asegura que han hecho algunas investigaciones que aún están en proceso, sin embargo, como este es un delito de evasión fiscal, aseguran que le corresponde a Finanzas y la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI) darle seguimiento.

“Realmente quien está profundizando en el asunto es la Dirección Ejecutiva de Ingresos”, señaló la directora de la Comisión Administradora del Petróleo, Norma Rauda.

Por su parte, el director de la DEI, Enrique Castellón, argumentó recientemente que ya se están realizando investigaciones, pero afirma que no proporciona datos para no obstruir el proceso ni alertar a los evasores.

Este martes se trató de conocer los avances del proceso de parte de la DEI, pero no se logró contactar a su director.