Teherán. Irán requerirá cerca de US$40.000 millones este año para estimular el desarrollo de campos de petróleo y gas que comparte con países vecinos, dijo el ministro de Petróleo Rostam Qasemi, en la primera entrevista tras ser su designación para el cargo.

Qasemi, miembro de la Guardia Revolucionaria, recibió un voto de confianza en el Parlamento el miércoles y prometió priorizar los campos conjuntos, especialmente la enorme reserva de gas Pars del Sur, en el Golfo Pérsico, donde Qatar queda rezagada contra Irán en el desarrollo del valioso recurso que comparten.

"Con el fin de lanzar los planes de desarrollo anunciados (en los campos conjuntos) se necesitan más de US$40.000 millones en inversión en el año actual (iraní, que cierra a fines de marzo del 2012)", dijo Qasemi en una entrevista con un diario estatal publicada el sábado.

El ministro se unió formalmente al Gobierno tras encabezar Khatam al-Anbia, la compañía de construcción e ingeniería de la Guardia Revolucionaria, que se ha vuelto crecientemente activa en el sector de la energía en Irán, interviniendo para reemplazar a compañías extranjeras que salieron por causa de sanciones.

Aunque el país podría requerir capital extranjero para financiar sus proyectos de energía, Qasemi dijo que no necesitaban el conocimiento de extranjeros.

"Actualmente hay contratistas muy competentes a nivel nacional en quienes podemos confiar para el desarrollo", señaló.

Una de esas compañías nacionales es la misma Khatam al-Anbia, que se hizo cargo de partes del desarrollo de Pars del Sur cuando las firmas europeas Royal Dutch Shell y Total SA fueron expulsadas por las sanciones.

Pero tanto Khatam al-Anbia como el mismo Qasemi están bajo sanciones de Estados Unidos y de la Unión Europea por el temor en Occidente acerca del programa nuclear de Irán, que muchos países temen busca desarrollar armamento nuclear, lo que Teherán niega.

Qasemi dijo que el capital extranjero se buscaría en forma de bonos. También se acudirá al presupuesto general del gobierno iraní, a los bancos del país y a bonos domésticos.

La suma de US$40.000 millones para el desarrollo de los campos compartidos está en línea con la cifra que el ex ministro Massoud Mirkazemi dijo era necesaria anualmente para todo el sector de petróleo y gas. Mirkazemi dijo que Irán debía invertir US$200.000 millones entre 2010 y 2015.